Page 68

TIERRA EDICIÓN DIGITAL Nº 1

TIERRA Nº 1 | JULIO 2015 HISTORIA Miles de españoles, caídos en las campañas de principios del siglo XX, están sepultados a orillas del Mediterráneo haber depuesto las armas con la condición de que se respetarían sus vidas. La lápida que cubre esa fosa lleva inscrito el poema de Ramón Goy de Silva que durante años figuró, precisamente, en el cementerio de Monte Arruit. En el exterior, la cripta está coronada por una figura alada que representa a Niké, la diosa griega de la victoria, portando una corona 68 de laurel en la mano derecha (símbolo del triunfo) y una palma en la izquierda (símbolo del sacrificio). Esta estatua de bronce supera los tres metros de altura y pesa más de una tonelada. Tras ella se levanta una gran cruz de piedra, que presenta a su vez, en la parte frontal, una Cruz Laureada de San Fernando. A los pies de la estatua, una placa contiene la siguiente dedicatoria: Melilla, a los que sucumbieron por la Patria. Además de la cripta, con sus nichos y su fosa común, el panteón consta también de otros enterramientos, situados en el exterior. Celebración del centenario Un siglo después de la bendición del Panteón de Héroes, el comandante general de Melilla, general Fernando G. Díaz de Otazu, presidió el 5 de junio un acto militar en el Cementerio de la Purísima Concepción, al cual asistieron el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, y el delegado del Gobierno en la ciudad autónoma, Abdelmalik el Barkani, entre otras autoridades. Tras el descubrimiento de una placa conmemorativa, el general Díaz de Otazu se dirigió a los militares allí sepultados: «Con la íntima y profunda convicción de que, como reza nuestro canto de homenaje a los que disteis vuestra vida por España, Dios os ha devuelto a la vida y os ha llevado a la luz, quiero, en presencia de los jefes de todas las unidades de la Comandancia General de Melilla, aseguraros que, en lo que a nosotros concierne, vuestro sacrificio no fue ni será nunca estéril. Nosotros, como soldados, somos plenamente conscientes del valor y el alcance del sacrificio personal de cada uno de vosotros y nos comprometemos a mantenerlo vivo en nuestro recuerdo, para nosotros mismos y para el pueblo español al que servimos». ¢


TIERRA EDICIÓN DIGITAL Nº 1
To see the actual publication please follow the link above