Page 10

REVISTA GENERAL DE MARINA JUNIO 2015

TEMAS GENERALES pero Franco rehusó morder el cebo que le proponía Hitler. Estaba claro que tenía sus dudas sobre una posible victoria del Eje, y continuó exponiendo las necesidades españolas sobre armamento, gasolina y provisiones (especialmente trigo) hasta bien entrada la noche. A las 02:15 del 24, el tren de Franco abandonaba la estación sin que se hubiera llegado a ningún compromiso. Hitler diría más tarde a Mussolini: «Preferiría que me sacaran tres o cuatro muelas antes que pasar otra vez por esto». A pesar del fracaso de Hendaya, el 4 de noviembre Hitler se reunió con oficiales del OKW y se mostró decidido a atacar Gibraltar y a hacer presiones a España para obligarla a entrar en guerra. A través del embajador alemán en España, Von Stohrer, se invitó a Serrano Súñer (ya ministro de Asuntos Exteriores) a desplazarse a Alemania el 18 de noviembre. Serrano jugó sus cartas, y si bien rehusó la oferta de Hitler de entrar en guerra, a su vez recordó el interés español en el norte de África, para el que pedía un compromiso escrito por parte de Alemania, sin que España tuviera que entrar en la contienda. Hitler no accedió a redactar ningún documento de entrega a España del Marruecos francés, por lo que el ministro español finalizó la visita. A su vuelta de Alemania y tras conferenciar con Franco, este decidió telegrafiar a Berlín el 28 de noviembre, a través de Von Stohrer, informando de que España estaba dispuesta a considerar una fecha para la entrada en la guerra. Sin embargo, antes de que Franco hubiera tomado esta decisión, el 12 de noviembre Hitler ya había firmado la directiva núm. 18, en la que, además de considerar todos los frentes posibles de la guerra, incluía una referencia a Gibraltar y a España. La directiva contenía un apartado cuyo nombre era Félix y que estudiaba la captura de Gibraltar. Constaba de cuatro fases: — Varios grupos de alemanes vestidos de paisano visitarían la zona y aportarían información para planificar la fase final del asalto. — Se efectuaría un ataque aéreo a los buques de la Royal Navy surtos en Gibraltar (los aviones despegarían de Francia y aterrizarían en España), mientras las tropas alemanas cruzarían la frontera española. — Se llevaría a cabo el asalto a la Roca. — Las fuerzas alemanas cerrarían el Estrecho. El día 20 de noviembre, el general Halder plasmó las directrices de la directiva núm. 18 en una orden de operaciones para Félix, cuyo mando estaba encomendado al general Reichenau. El 2 de diciembre, el general Jodl informó al OKW de que Franco aceptaba que la Operación Félix comenzase en febrero de 1941. Hitler le propuso el inicio el 10 de enero para finalmente efectuar el asalto el 4 o el 5 de febrero, por lo que envió a Madrid al almirante Canaris, gran conocedor de España (hablaba doce idiomas y era un gran aficionado a la cocina y a las tapas españolas). El 4 de diciembre, el almirante 2015 789


REVISTA GENERAL DE MARINA JUNIO 2015
To see the actual publication please follow the link above