Page 11

REVISTA GENERAL DE MARINA JUNIO 2015

TEMAS GENERALES se entrevistó con Franco y Vigón, informando de las fechas propuestas por Hitler. Franco volvió a exponer los problemas que acarrearía una posible entrada de España en la guerra, en especial el poderío naval británico y una posible represalia sobre las islas Canarias, además de la difícil situación interna y los consabidos problemas alimentarios, de transporte y de combustible. El 10 de diciembre, Canaris telegrafió a Hitler informando de la negativa de Franco, por lo que el führer ordenó al día siguiente cesar los preparativos para la Operación Félix. Los planes británicos con respecto a España El 8 de junio de 1940, cuando la suerte de Francia estaba prácticamente echada, Sir Samuel Hoare presentó sus cartas credenciales a Franco como ministro de Asuntos Exteriores británico. Su entonces contraparte español, el coronel Juan Beigbeder (ministro hasta el 17 de octubre) informó a Hoare de que España estaba decidida a mantenerse al margen de la guerra y que rechazaría cualquier intento de invasión, ya que, si bien Serrano Súñer (ministro de la Gobernación) y la Falange eran partidarios de la beligerancia del lado alemán, la mayoría de los mandos del Ejército y el propio Beigbeder apoyaban la neutralidad española. El mismo mes de junio, el embajador británico solicitó al Foreing Office en Londres dinero para sobornar a militares españoles con la intención de impedir que España se aliara en la guerra con Alemania: «I personally urge authority be granted without delay, and that if you have doubts, the prime minister be consulted». «Yes indeed», escribió Churchill, al lado de sus iniciales, con tinta roja en el margen del telegrama de Hoare. Al menos 14 millones de dólares de entonces (unos 200 millones de dólares actuales) fueron empleados en este cometido. El MI6 envió este dinero al Banco de Portugal en Lisboa (1). Desafortunadamente para Hoare, el 17 de octubre de ese año, Serrano Súñer sucedió a Beigbeder como ministro de Asuntos Exteriores. Esta sustitución empeoró las relaciones de España con los anglosajones, especialmente con Estados Unidos, a pesar de la neutralidad de Norteamérica, que amenazó con cortar la ayuda económica a España. Hoare, sin embargo, pensaba que la suspensión de la ayuda americana habría favorecido las tesis de los españoles partidarios de la alianza con Alemania, opinión que era compartida por el agregado militar británico, brigadier Torr. Ante la amenaza que suponía la ocupación alemana de Gibraltar, con o sin la ayuda española, tras las presiones a Franco a principios de 1941, Hoare solicitó a Londres preparar los planes militares de ayuda a España para el caso (1) http://www.theguardian.com/uk/2013/may/23/mi6-spain-200m-bribes-ww2 790 Junio


REVISTA GENERAL DE MARINA JUNIO 2015
To see the actual publication please follow the link above