Page 150

REVISTA GENERAL DE MARINA JUNIO 2015

PAÑOL DEL ESPAÑOL (Limpia..., brilla... y da esplendor) PROPULSIVO... Y OTRAS LINDEZAS En una revista leí, no hace mucho, un artículo donde se sopesaba cuál podría ser el sistema propulsivo más adecuado para los buques actuales. Lo que provocó que se me saltasen las válvulas de seguridad gramaticales —más allá de lo que el autor desgranaba sobre la mantenibilidad, disponibilidad, fiabilidad, consumo de combustible, etcétera— fue el palabro propulsivo. Como ya intuirá el paciente lector, no está registrado en el Diccionario académico, ni creo que lo deba estar nunca, aunque el procesador de textos Word que estoy manejando no lo marque en rojo. Cambia más lo que rodea al río que el río mismo. Vicente Luis Mora A mí el término propulsivo me resulta repulsivo, vomitivo y casi punitivo, porque lo que sirve para propulsar un barco (o cualquier móvil) se conoce como sistema de propulsión, sistema propulsor, motor o máquina motriz, entre otras denominaciones, pero nunca sistema propulsivo. Y para demostrar el porqué de mi repulsa voy a proponer una aberración: igual que decimos sistema de generación o generador (de energía eléctrica, por ejemplo), también podríamos llamarlo sistema generasivo, ¿no? Quizás alguien sepa por qué el corrector ortográfico del Word admite el engendro propulsivo y no hace lo 2015 929


REVISTA GENERAL DE MARINA JUNIO 2015
To see the actual publication please follow the link above