Page 13

REVISTA GENERAL DE MARINA AGO-SEPT 2016

EL ARMA AÉREA: PASADO, PRESENTE Y FUTURO. CAMINO DEL CENTENARIO... zadas a todos los lugares de alguna relevancia aeronáutica en aquel momento. Y el primero debe ser, lógicamente, el frente. Así, don Pedro pasó el verano visitando el que él denomina «Frente de Flandes», en plena Guerra Mundial. Recorre más de veinte ciudades de Suiza, Alemania, bélgica y Francia recopilando y estudiando las tendencias tanto en la fabricación como en el empleo de los medios aeronáuticos. Su regreso a España lo hace por San Sebastián para informar al Rey. Pocos días después, en el mes de septiembre, el monarca firmará la Real Orden de creación de la «Aviación Naval». Había nacido el Arma Aérea de la Armada. Sin embargo, al polifacético don Pedro se le encomiendan durante dos años otras muchas tareas que varian desde la modificación y mejora de las defensas de bases navales hasta su participación en la junta que decidiría los futuros planes de enseñanza de la Armada, pasando por su nombramiento como «delegado especial de Abastecimiento» con motivo de la pandemia que azotó España —y Europa— en 1920. Nuevamente en verano, agosto de 1920, el ya capitán de corbeta Cardona inicia un nuevo viaje. En esta ocasión centrado en las potencias que no había visitado o lo había hecho de manera somera en su viaje de 1917. Recorrió Inglaterra, Francia e Italia, visitando establecimientos industriales en agosto y septiembre (quince en total) y finalizando en el Aeronáutico de Roma. Ya en España continúa visitando industrias afines con la aeronáutica, fundamentalmente en barcelona y Zaragoza, así como las bases que la Aeronáutica Militar tiene establecidas en Guadalajara y Cuatro Vientos. A su regreso de este último viaje, el 13 de octubre, el Rey firma la real orden que pone formalmente a don Pedro al frente de esta nueva aventura, «sin desatender sus obligaciones como comandante del Audaz» (posteriomente (6), incluso llegaría a mandar simultáneamente el crucero Río de la Plata, en un caso, si no único, sí atípico de «triple mando simultáneo»). Las huellas de esta aventura aún permanecen en España en forma de bases y aeropuertos, tanto civiles como militares, como San Javier, El Prat de barcelona (la entrañable Volatería), Mahón o Marín, por citar algunos. Las cosas se movieron muy rápido en esos años. A finales de 1921 comienza la transformación del España N.º 6 en el Dédalo, que estaría listo para pruebas de mar en mayo del año siguiente. Muy pronto la Aeronáutica Naval tiene su bautismo de fuego. El 3 de agosto, la recientemente creada División Naval de Aeronáutica (7) entra en Ceuta y se pone a las órdenes del Alto Comisionado en Marruecos. Inmediatamente comienzan a operar, inicialmente escoltando al acorazado Alfonso XIII. El día 7, la División se encuentra en (6) Además del Audaz y del Río de la Plata, don Pedro mandaría brevemente el Dédalo. (7) Creada en enero de 1922, contaba con el Dédado, el Audaz, el Río de la Plata y varias embarcaciones menores. 212 Agosto-septiembre


REVISTA GENERAL DE MARINA AGO-SEPT 2016
To see the actual publication please follow the link above