Page 162

REVISTA GENERAL DE MARINA AGO-SEPT 2016

EL ARMA AÉREA: PASADO, PRESENTE Y FUTURO. CAMINO DEL CENTENARIO... localizada en la zona de camarotes de pilotos señalando el lugar donde el impacto de un kamikaze japonés causó la muerte a 29 marinos norteamericanos. El ambiente a bordo era bueno y había una química excelente entre la dotación y la Unidad Aérea Embarcada (UNAEMb), lo que mejoró a finales de 1986, cuando la lotería de Navidad dejó a bordo 196 millones de las pesetas de la época. Mi primer contacto con el Dédalo fue en la mar. Hacía pocos días que habíamos terminado el curso de vuelo, y para conseguir la calificación definitiva como pilotos navales nos faltaban una serie de tomas, diurnas y nocturnas, a bordo del portaaviones, razón por la que el Dédalo zarpó de Rota con las primeras luces para recibir en alta mar a los bisoños pilotos recién salidos del cascarón. Hay que decir que el Dédalo era un barco de 190 metros de eslora que con un poco de mar sufría un cabeceo acusado, perceptible sobre todo a proa y popa, mientras que el Sea King era un helicóptero grande, potente y dócil mientras se manejase con destreza a base de pequeñas correcciones. En cualquier caso, nada más despegar del helipuerto el piloto llevó al helicóptero hasta una altura de tránsito bastante elevada. Desde el cielo los barcos parecían simples puntos oscuros, y cuando tuvimos al Dédalo a la vista me pareció tan pequeño que no creí que fuera posible aterrizar en su cubierta, aunque se fue haciendo mayor conforme iniciamos el descenso. Había un poco de oleaje y se movía, pero la visibilidad era perfecta y, siguiendo la senda de planeo que El Dédalo con un par de helicópteros de la 5.ª Escuadrilla plegados en cubierta. 2016 361


REVISTA GENERAL DE MARINA AGO-SEPT 2016
To see the actual publication please follow the link above