Page 31

REVISTA GENERAL DE MARINA AGO-SEPT 2016

EL ARMA AÉREA: PASADO, PRESENTE Y FUTURO. CAMINO DEL CENTENARIO... adquisición de dos C-30 biplaza. Ya el 22 de este mismo mes se aprueba el contrato, y el 20 de julio el capitán de corbeta Flórez y los tenientes de navío Ceano-Vivas, La Guardia, Salas, Lecuona y Guitián comienzan el curso de pilotos. El 8 de septiembre salen en vuelo con destino a Madrid-Getafe, donde toman tierra el día 13. Y sigue la renovación. El 27 de diciembre de 1934 se aprueba la adquisición de diez aeroplanos Hawker-Osprey MK-III. Desde hacía tiempo la Aeronáutica Naval quería sustituir los ya viejos, y sobre todo pobres de prestaciones, Martinsyde, únicas aeronaves de caza de que disponía, por lo que la noticia es recibida por la Armada con gran alegría, ya que, aunque insuficiente, es un primer paso para actualizar las llamadas «escuadrillas de acompañamiento y combate». El contrato recoge la fabricación de la primera en Inglaterra y las nueve restantes en las factorías de CASA en Getafe y Cádiz. Se llegan a recibir los materiales necesarios, pero la única aeronave que entra en servicio es la primera y ya en el bando republicano. Con ella (véase la foto de pruebas) se pretendía dotar a los nuevos cruceros Baleares y Canarias, para lo que en 1932 la Sociedad Española de Construcción Naval adquiere componentes y licencia de construcción de hasta cuatro catapultas a la casa escocesa MacTag- 230 Agosto-septiembre


REVISTA GENERAL DE MARINA AGO-SEPT 2016
To see the actual publication please follow the link above