• Miniatura 1
MEDALLAS ESPAÑOLAS DE LA COLECCIÓN ROMERO ORTIZ. MUSEO DEL EJÉRCITO.

Antonio Romero Ortiz fue uno de los intelectuales españoles más destacados de la segunda mitad del siglo XIX. Figura capital dentro de los vaivenes políticos que se sucedieron en España entre los años sesenta y ochenta de ese siglo –fue ministro de Gracia y Justicia en 1869 y de Ultramar en 1874, y gobernador del Banco de España en 1881–, desarrolló paralelamente una labor como coleccionista que desembocó, en 1870, en la creación del Museo Romero Ortiz. Entre los múltiples objetos que componían sus colecciones, las medallas ocuparon desde el primer momento un lugar predominante, tanto por su número como por su calidad.

Las medallas, además de poseer un valor excepcional para el arte y la iconografía, son una notable fuente de documentación histórica concentrada en apenas unos centímetros. Su origen está ligado a la exaltación individual de un personaje, y representan, sin duda, una de las más importantes aportaciones del Renacimiento italiano a la exaltación del culto a la personalidad, cuando son utilizadas por príncipes, reyes y papas para exaltar su figura. Esta actitud hundía sus raíces en una tradición retratística romana que había encontrado en la moneda un verdadero soporte para promocionarse y difundirse.

Antonio Romero Ortiz fue uno de los intelectuales españoles más destacados de la segunda mitad del siglo XIX. Figura capital dentro de los vaivenes políticos que se sucedieron en España entre los años sesenta y ochenta de ese siglo –fue ministro de Gracia y Justicia en 1869 y de Ultramar en 1874, y gobernador del Banco de España en 1881–, desarrolló paralelamente una labor como coleccionista que desembocó, en 1870, en la creación del Museo Romero Ortiz. Entre los múltiples objetos que componían sus colecciones, las medallas ocuparon desde el primer momento un lugar predominante, tanto por su número como por su calidad.

Las medallas, además de poseer un valor excepcional para el arte y la iconografía, son una notable fuente de documentación histórica concentrada en apenas unos centímetros. Su origen está ligado a la exaltación individual de un personaje, y representan, sin duda, una de las más importantes aportaciones del Renacimiento italiano a la exaltación del culto a la personalidad, cuando son utilizadas por príncipes, reyes y papas para exaltar su figura. Esta actitud hundía sus raíces en una tradición retratística romana que había encontrado en la moneda un verdadero soporte para promocionarse y difundirse.

  • ISBN: 978-84-9781-956-5
  • NIPO: 083-14-116-3
  • Fecha de publicación: 30/3/2015
  • Año de edición: 2014
  • Autor: Carreras Duro, Manuel
  • Editor: No
  • Número de páginas: 238
  • Idioma: Español
MEDALLAS ESPAÑOLAS DE LA COLECCIÓN ROMERO ORTIZ. MUSEO DEL EJÉRCITO.    Tamaño: (76.6 KB)

Compártalo

Disponible

6,00 €

Edición papel

Añadir a la Cesta

Detalles

Antonio Romero Ortiz fue uno de los intelectuales españoles más destacados de la segunda mitad del siglo XIX. Figura capital dentro de los vaivenes políticos que se sucedieron en España entre los años sesenta y ochenta de ese siglo –fue ministro de Gracia y Justicia en 1869 y de Ultramar en 1874, y gobernador del Banco de España en 1881–, desarrolló paralelamente una labor como coleccionista que desembocó, en 1870, en la creación del Museo Romero Ortiz. Entre los múltiples objetos que componían sus colecciones, las medallas ocuparon desde el primer momento un lugar predominante, tanto por su número como por su calidad.

Las medallas, además de poseer un valor excepcional para el arte y la iconografía, son una notable fuente de documentación histórica concentrada en apenas unos centímetros. Su origen está ligado a la exaltación individual de un personaje, y representan, sin duda, una de las más importantes aportaciones del Renacimiento italiano a la exaltación del culto a la personalidad, cuando son utilizadas por príncipes, reyes y papas para exaltar su figura. Esta actitud hundía sus raíces en una tradición retratística romana que había encontrado en la moneda un verdadero soporte para promocionarse y difundirse.

Información adicional

Descripción

Antonio Romero Ortiz fue uno de los intelectuales españoles más destacados de la segunda mitad del siglo XIX. Figura capital dentro de los vaivenes políticos que se sucedieron en España entre los años sesenta y ochenta de ese siglo –fue ministro de Gracia y Justicia en 1869 y de Ultramar en 1874, y gobernador del Banco de España en 1881–, desarrolló paralelamente una labor como coleccionista que desembocó, en 1870, en la creación del Museo Romero Ortiz. Entre los múltiples objetos que componían sus colecciones, las medallas ocuparon desde el primer momento un lugar predominante, tanto por su número como por su calidad.

Las medallas, además de poseer un valor excepcional para el arte y la iconografía, son una notable fuente de documentación histórica concentrada en apenas unos centímetros. Su origen está ligado a la exaltación individual de un personaje, y representan, sin duda, una de las más importantes aportaciones del Renacimiento italiano a la exaltación del culto a la personalidad, cuando son utilizadas por príncipes, reyes y papas para exaltar su figura. Esta actitud hundía sus raíces en una tradición retratística romana que había encontrado en la moneda un verdadero soporte para promocionarse y difundirse.

ISSN N/D
ISBN 978-84-9781-956-5
EAN N/D
NIPO 083-14-116-3
Fecha de publicación 30/3/2015
Año de edición 2014
Autor Carreras Duro, Manuel
Editor No
Número de páginas 238
Idioma Español
Colecciones No
Número de Colección N/D