Page 128

MEMORIAL CABALLERIA 76

Varios Noticias del Arma Orgánica y Materiales Empleo Táctico y Operaciones Historia 126 MISCELÁNEA Plausible quiere decir «digno de aplauso», pero no quiere decir «posible». Es plausible el dar limosna, aunque también es posible y hasta aconsejable, y más en plena crisis. Onanismo no es «masturbación», pues como dice la Biblia (Génesis 38), Onán, hijo segundo de Judá, «se derramaba fuera», pues no quería que Tamar, viuda de su hermano mayor, tuviera descen-dencia, dejándola embarazada, como le ordenaba la Ley de Moisés. Al final lo tuvo que arreglar el viejo Judá. Léanse la historia, que es preciosa. Derby, con minúscula, es un sombrero de hongo, y con mayúscula es una carrera hípica en Epson; pero no un partido de fútbol de gran rivalidad entre los contendientes. A lo mejor los equi-vocados son los ingleses (o no); igual que con la palabra versus, que quiere decir «hacia, en direc-ción a», como bien dice Cela en su novela Cristo versus Arizona y no debemos emplear anglicismos innecesarios. En inglés quiere decir «contra»: «Real Madrid versus Barcelona». Hay que copiar lo bueno o lo que no tenemos, pero no todo todas las veces: «Real Madrid contra Barcelona». El conocido cantante, presentador, señorito andaluz y no sé cuántas cosas más Bertín Osborne, decía en una entrevista que le hacían en televisión que le dolían las calandracas, haciendo clara referencia a las piernas. ¿Cómo puede evolucionar una palabra de manera tan extraña? Porque las calandracas son unas sopas que se hacían en los barcos con los restos de los bizcochos, que como su nombre indica es un pan cocido dos veces (biz-cocho) para que, al perder la humedad, no se pu-driera y aguantara toda la travesía. ¿Será una broma del artista? ¡Ay el lenguaje! Un mitómano es una persona tendente a desfigurar la realidad, inventando cosas fantásticas para adquirir notoriedad, y no, como ha llegado a ser, un admirador de personajes conocidos. ¿Será que para admirar a algunos personajes hay que deformar mucho la realidad? Miremos a nuestro alrededor. Ya el conde-duque de Olivares se quejaba de que no encontraba gentes de valía para el mando de los ejércitos o para gobernadores. En el fondo todos somos unos alfeñiques, da igual con quien nos comparemos, es decir, somos poca cosa, aceptémoslo; como tenemos que aceptar que un alfeñique es un caramelo con forma de barrita retorcida, y esto es más dulce que sentirse tan poca cosa. Continuemos con la saga. ¡Ah!, ¿se refiere a la familia de palabras? No, saga no quiere decir «familia», quiere decir «historia familiar», y se refiere a dos colecciones de poemas antiguos es-candinavos llamados Eddas y escritos en Runas. La saga de los Martínez no es la familia Martínez, sino la historia de varias generaciones de los Martínez. Maravillosa saga la novela de Thomas Mann titulada Los Buddenbrook, o Los Dukay de Lajos Zilahy. La vida, en el fondo, es un sainete, es decir, un entramado de escenas jocosas que es mejor tomarse con buen humor, pero más al fondo, sainete, que viene de saín (grasa, gordura), es una salsa picantona con la que se adoban los manjares para hacerlos más apetitosos, y de ese picantito le viene el nombre a las obras de teatro llenas de ironía, segunda intención y muy sensuales. ¿Qué sería la vida sin picante? Ocioso sería decir a militares que un obús es una pieza de artillería que lanza proyectiles, pero ya se ha asentado la idea de que el obús es el mismo proyectil; sale mal hasta en los crucigramas, e incluso el propio grupo de rock duro Obús, en una de las letras de sus canciones, dice: «va a estallar el obús», empleándolo mal, como se ve y oye. No entraremos en el detalle de si explota, explosiona, estalla, deflagra; a la víctima le dará igual. ¿Son galgos o son podencos? Es curioso que se celebre el entierro de la sardina precisamente al comienzo de la Cuaresma y cuando la Iglesia prohibía (¿prohíbe?) comer carne; sería más lógico enterrar un trozo de carne (prohibida) que no un pescado (permitido), como simbólicamente se hace el Miércoles de Ceniza. ¿No será que antiguamente se llamaba sardina al costillar de cerdo en salazón? Así lo he oído yo al menos, aunque me cuesta creer que, en tiempos de hambruna, alguien enterrara un trozo de carne por mala que esta fuera.


MEMORIAL CABALLERIA 76
To see the actual publication please follow the link above