Page 130

MEMORIAL CABALLERIA 76

Varios Noticias del Arma Orgánica y Materiales Empleo Táctico y Operaciones Historia 128 MISCELÁNEA ¡Bah, eso es algo anodino!, decimos cuando algo no tiene mucha importancia, y sin embargo, anodino es todo lo que calma el dolor. Misterios del lenguaje coloquial. Para darle mayor tono a este presunto trabajo hablemos del francés, del catalán y del latín. ¿Qué pasa con la palabra francesa rien y la catalana res?, pues que las dos quieren decir nada, la ausencia de algo. Jo no tinc res: no tengo nada. Je n´ai rien: no tengo nada. Y sin embargo, ambas palabras proceden de la latina res, rei, que quiere decir cosa, algo sustancial, con volumen y peso. En origen la frase sería: no tengo cosa, es decir, carezco de algo; poco a poco pasa a significar «no tengo nada», y porque dos negaciones afirman, no tengo nada querría decir «tengo algo», lo que a su vez sería una nueva contradicción. Espero que a nadie le esté pareciendo un artículo deleznable, bueno, o sí, ya que su verdadero significado es el de un material de poca consistencia, que se deshace con facilidad; un puñado de azúcar húmeda, el barro, incluso, a veces, el amor, un negocio, pero no sería algo terrible, reproba-ble, rechazable, inmoral, y sin embargo así se emplea ahora. ¿Será mi artículo deleznable? Pobres horteras, qué mala fama tienen; que si son vulgares, que si tienen mal gusto, que si son exagerados en el vestir, son peores que los esnob, que, en el fondo, sólo quieren aparentar una finura y una elegancia exagerada. Les viene el nombre de los hijos de comerciantes ricos que se matricula-ban en colegios reservados para nobles y que, para no parecer menos, exageraban sus modales y sus maneras de vestir y mostrar exageradamente su riqueza. En sus fichas aparecía de manera clara y con mayúsculas: SNOB, que quería decir en latín «Sine nobilitatem», y eso debía de ser peor que la marca del zorro. Pero volvamos a los horteras, que son unos simples empleados de comercio de tejidos y que parte de su salario lo cobraban en telas, y por tanto tenían más ropa que el resto de las profesiones, aunque esta no fuera de mucha calidad o no siguiera la última moda. Los pobres, iban con frecuencia vestidos de manera exagerada y se hacían notar a la legua. Pobres horteras, que pasaron de ser humil-des trabajadores a símbolos de la inelegancia. Lo contrario que el Beau Brummell, quien después de marcar la moda en toda Europa durante años, murió en la miseria en un hospital de Caen. El Martín pirulero era un juego de niños/as en que, sentados en el suelo en corro, se nos asigna-ba a cada uno/a un oficio. Cada jugador representaba su oficio haciendo un gesto repetitivo con las manos siguiendo el ritmo monótono de una canción cuya letra decía: «Antón, Antón, Antón pirulero, cada cual, cada cual que atienda a su juego y el que no lo atienda pagará una prenda». Si el que dirigía el juego imitaba los gestos de mano de algún jugador, este, inmediatamente, cambiaba para imitar el del director; si no lo hacía por estar distraído, era abucheado por todos y tenía que pagar una prenda. Yo creo que con esto de los videojuegos, ordenadores y demás ya no se juega, pero ahora de viejo me he enterado de que no es pirulero, sino cirulero, es decir, el que hace cera. Como enseñaré a jugar a mis nietas, corregiré el error. Nunca es tarde. Nunca es tarde ¿qué? Nunca es tarde si la dicha es buena. ¿Por qué nunca terminamos los re-franes? De casta le viene al galgo. Pero le viene ¿qué? El ser rabilargo. Pues dilo. Esto se va haciendo largo, y creo que es el momento de pasar del ritmo de ataque al de explota-ción, así que de manera rápida y sin dar un respiro cargamos al galope. Éxito viene del latín exit, que quiere decir «salida», y aunque encontrar una ya sería un éxito, no siempre es así. Un colega es un compañero de colegio profesional, por tanto, un médico colegiado en Cádiz no sería colega de otro colegiado en Zaragoza, pero ahora lo es. Nimio viene del latín nimius, que quiere decir «demasiado»; ¿por qué entonces se emplea como algo insignificante o sin impor-tancia? ¿Por qué se dice ni mu, como las vacas, cuando se debería decir ni mus, como corresponde a ese intelectual juego de envite? Un camastrón no es quien se queda en la cama hasta tarde, sino un trepas, un arribista. Un cotarro es un dormitorio para indigentes; sí, el de Charlot. Fatal es todo lo referente al hado, al destino, el fatum latino, el ananqué griego; por tanto, sería fatal que nos tocara la lotería, ya que es el destino quien lo decide. Ya que como a todos/as nos gusta el vino, digo que crápula es una borrachera, y que hay de aquel al que no le guste, pues se pierde una de las mejores creaciones humanas, y además es cultura y arte y gloria bendita.


MEMORIAL CABALLERIA 76
To see the actual publication please follow the link above