Page 86

MEMORIAL CABALLERIA 76

Historia Varios Noticias del Arma Orgánica y Materiales Empleo Táctico y Operaciones 84 HISTORIA ORDENANZAS DE 12 DE JULIO DE 1728 «Para la Infantería, Caballería y Dragones» Volvemos a unas Ordenanzas generales, redactadas para subsanar los fallos de las de principio de siglo. Son más completas que las anteriores y siguen sin entrar en la instrucción y la táctica, tratando esencialmente de arreglar el gobierno de las tropas. Los cuerpos de Caballería y Dragones se componían ordinariamente de dos o tres escuadrones, y si fuera conveniente, de cuatro; cada uno ordinariamente de ciento treinta o cuarenta hasta ciento cincuenta caballos. Así, cada regi-miento estaba formado por trece compañías, comprendida la de Carabineros o Granaderos, la del coronel y del teniente coronel. Reitera la colocación de los escuadrones y compañías más antiguas en los costados de la formación de batalla. En el título dedicado al mando de los gene-rales y demás oficiales encontramos un esbozo de la formación del ejército para una batalla, en dos líneas, con la Infantería en el centro y los cuerpos de la Caballería ocupando ambas alas del despliegue. Los cuerpos de Dragones alternaban con los de Caballería e Infantería y eran reputados por segundos cuerpos en am-bas, siempre que concurriesen juntos. En cam-pamentos y marchas, los cuerpos de Dragones ocupaban el puesto que el que mandaba el ejército les destinaba, fuera a vanguardia, reta-guardia o centro, y si conviniese los interpolaba y mezclaba con la Caballería. De las brigadas mantenía exclusivamente que se componían de algunos batallones o escuadrones. Siguiendo la línea anterior, trataba con detalle los toques que tenían que observar los tambores y trompetas, e incluía el armamento Ordenanzas Militares. Tomo III. Comprende las de 12 de julio de 1728 para la Infantería, Caballería y Dragones que correspondía a la Infantería, la Caballería y los Dragones. ORDENANZAS DE CARLOS III Para darnos una idea de la táctica de la época, que las Ordenanzas anteriores suponen, podemos recurrir al coronel de Dragones don García Ramírez de Arellano, que publicó en 1767 dos intere-santes trabajos: Instrucción metódica y elemental para la táctica, manejo y disciplina de la Caballe-ría y Dragones y Gramática militar de táctica para la Caballería. Se lamentaba de que la Caballería, por la falta de principios, no estaba sujeta a reglas metódicas, dejando a su impetuosidad la decisión de la victoria, privándola de los efectos que producen el arte, la enseñanza y el estudio. Continuaba: «… esta casi general opinión ha motivado que los escritores militares traten esta parte superficialmente, sin dar instrucciones de manejo o táctica de la Caballería, siendo el asunto principal de sus escritos la Infantería, como si la Caballería no fuese nervio preciso de la guerra y la que en las batallas suele ser la que comúnmente decide su suerte. Caballería e Infantería, cuerpos que forman los ejércitos, tienen cada uno su diferente táctica o modo de ordenarse, y una Caballería sin inteligencia de los que mandan y de los que obedecen no puede sostener una campaña; la experiencia lo confirma». La Caballería maniobra por escuadrones y sus formaciones son dos, batalla y columna, distin-guiéndose entre sí en el más o menos frente, en el más o menos fondo y en la más o menos distancia


MEMORIAL CABALLERIA 76
To see the actual publication please follow the link above