Page 101

MEMORIAL DE CABALLERIA 79

Varios 100 TRADUCCIONES UAS similares, carecen de la capacidad de coordinarse sobre el lugar o captar el ambiente de la situación como podían hacer las tripulaciones aéreas de exploradores aéreos. Igualmente, las tripulaciones de exploradores aéreos se comunicaban directamente con el elemento de reconocimiento terrestre al que estaban apoyando. Esta es una función que no siempre podemos repetir con los operadores de UAS, que pueden estar en cualquier nivel entre dos y cinco escalones por encima de la fuerza terrestre apoyada. Incluso con el empleo de relés de comunicaciones y conversaciones basadas en la Internet militar, esta separación ralentiza el flujo de información y coordinación, un importante detractor de las rápidas operaciones de reconocimiento y seguridad con la finalidad de identificar las oportunidades de obtener, retener y explotar la iniciativa. Dependiendo de la situación del enemigo, el grupo de Caballería de la división o los escua-drones de Caballería aérea del ACR organizaban equipos de exploradores aéreos o SWT acor-des a la misión. Cuando se esperaba el contacto enemigo, el mando del escuadrón de Caballería aérea normalmente empleaba SWT de HO-58 (cazadores) y HA-64 (asesinos). Naturalmente, el o los exploradores aéreos del equipo llevaban a cabo el reconocimiento de área mientras que el «arma» o helicóptero de ataque proporcionaba vigilancia. La división del trabajo permitía a cada uno centrarse en lo que hacía mejor. Los exploradores aéreos volaban ágilmente de punto en punto a lo largo de la zona o sector del grupo actuando donde fuese necesario, al frente, a los flancos o sobre terrenos difíciles de atravesar para la Caballería terrestre. Había una clara diferencia de culturas y adiestramiento entre los exploradores aéreos de los escuadrones de Caballería aérea y los «pilotos de armas» de las compañías de helicópteros de ataque. La tran-sición a una nave HA-64 como plataforma de exploradores tiene que abarcarlo todo para incluir la cultura y el adiestramiento. Con la potencial desaparición del Kiowa Warrior, la solución a corto plazo del reconoci-miento aéreo para nuestra fuerza es emplear los helicópteros de ataque HA-64 en este cometi-do. En algunos casos, los futuros SWT consistirán en el TUAS Shadow RQ-7 formando equipo con un Apache HA-64. Estas unidades se centrarán en los cometidos esenciales del reconoci-miento enfocados a la misión para mejorar las capacidades de las tripulaciones y las unidades. El equipo tripulado-no tripulado del HA-64 parece ser la mejor solución disponible si se nos limita a hacer que funcione el equipamiento actual. Pero la actual configuración del equipo HA-64–TUAS no ofrece las capacidades orgánicas proporcionadas por la familia HO-58 de aeronaves y sus pilotos «exploradores» de las que hemos dependido durante más de dos gene-raciones. Lo que nuestro Ejército de Tierra necesita de nuevo es un auténtico explorador aéreo. Necesitamos un helicóptero sencillo, robusto y ágil, con grandes «ojos», armamento limitado para disponer de capacidad de supresión autodefensiva y comunicaciones compatibles Posible futura brigada de combate de aviación con grupo de ataque/reconocimiento, incluyendo TUAS.


MEMORIAL DE CABALLERIA 79
To see the actual publication please follow the link above