Page 68

MEMORIAL DE CABALLERIA 79

Orgánica y Materiales 67 MATERIALES Como ya hemos dicho, actualmente los carros (los ligeros con mayor razón) tie-nen que ser capaces de hacer frente a los nuevos retos que representa el combate en zo-nas urbanizadas, debiendo disponer de municiones para batir objetivos muy variados. Hasta ahora, aparte de las es-pecíficas contracarro y las de instrucción y ejercicio, solo contaban con versiones rom-pedoras, fumígenas e incen-diarias, de composición simi-lar a las de artillería y con una velocidad inicial inferior a los 1.000 m/s. A veces, incluso, para facilitar el manejo o el Municiones PELE alemanas de 105 y 120 mm, canister estadounidense de 120 uso de mecanismos de carga, mm, APAM israelí de 105 mm y antihelicóptero de la OTAN de 120 mm. quedaban reducidas a dos: una perforante de energía cinética y otra bivalente de carga hueca-rompedora. Para cubrir todas las necesidades, cada día aparecen nuevos modelos, entre los que cabe des-tacar los siguientes: –– Carga hueca multipropósito (HEAT-MP). Con espoleta de impacto y a tiempos, produce un gran efecto rompedor gracias a que incluye una gran cantidad de bolas de acero. Es utilizable incluso contra helicópteros. –– Rompedora de fragmentación controlada (HEF). Muy similar a la anterior de la que sola-mente se diferencia en el tipo de carga explosiva. –– Perforantes con efecto lateral potenciado. Las versiones alemanas PELE de 105 y 120 mm, respectivamente, son modificaciones de modelos APFSDS y HEAT-MP y su acción se basa en que el núcleo duro con que están dotadas se rompa en numerosos fragmentos antes de penetrar en el blanco. Son apropiadas para batir vehículos ligeros, blindados (más de 100 mm de acero), paredes de hormigón (200 mm), muros de ladrillo (450 mm), sacos terreros (500 mm), etc. –– Antipersonal y antimaterial (APAM). De procedencia israelí pero fabricada también en los Estados Unidos, está disponible para piezas de 105 y 120 mm. Cuenta con una espoleta de impacto y programable, además de seis cargas explosivas. En funciones antimaterial las cargas actúan como si fueran una sola, mientras que en acciones contra personal, con un alcance máximo de 3.000 metros, son liberadas y explosionan sucesivamente en el aire produciendo un gran efecto rompedor. –– De metralla (canister). Abandonados hace tiempo, han sido retomados para batir zonas próximas ocupadas por personal al descubierto. Su carga está constituida por cientos de bolas de acero que hacen un barrido de 200 a 500 metros de profundidad. –– No letales. Tienen por finalidad inmovilizar o impedir que actúen grupos de personas sin causarles daños irreparables. Todavía en fase experimental, los diferentes programas en curso contemplan el uso de proyectiles cegadores, con gases paralizantes, sonoros, con pegamentos de gran consistencia, etc.


MEMORIAL DE CABALLERIA 79
To see the actual publication please follow the link above