UNA TORRE PARA LOS FUTUROS VBR-VEC - Jefatura de Adiestramiento y Doctrina de Caballería

MEMORIAL DE CABALLERIA 79

Orgánica y Materiales 71 MATERIALES UNA TORRE PARA LOS FUTUROS VBR-VEC Jefatura de Adiestramiento y Doctrina de Caballería Con motivo de la última revisión de los Requisitos de Estado Mayor (REM), en diciembre de 2013, para la adquisición del futuro vehículo blindado sobre ruedas (VBR) sobre plataforma 8x8 y dado que el Arma de Infantería demandaba una torre no tripulada, pero con una cierta potencia de fuego (cañón de calibre en torno a los 20 mm), se suscitó la posibilidad de que las futuras platafor-mas elegidas para sustituir al actual Vehículo de Exploración de Caballería (VEC) estuviesen dota-das de las mismas torres que los vehículos de infantería. Y de hecho, en la documentación inicial presentada al GT encargado de revisar los REM no se contemplaba la posibilidad de tener, para las unidades de Caballería, una versión diferente a la del VBR de línea de las unidades de infantería. Las industrias que se dedican a este tipo de material ofrecen al mercado gran variedad de modelos, con posibilidad de montar diferentes armas principales y secundarias, así como distintas configuraciones. Es decir, que se puede optar por torres remotas, sin tripulación, o tripuladas con uno o varios tripulantes. Cada una de las opciones presenta, como es lógico, ventajas e inconvenientes, sobre todo si nos centramos en pesos, volúmenes y precios. Ahora bien, teniendo en cuenta que las plataformas sobre 8x8, existentes actualmente en el mercado, están capacitadas para poder montar prácticamente cualquier modelo de torre y dejando a un lado el tema presupuestario, desde la ACAB se hizo un gran esfuerzo para, de alguna forma, asesorar al mando sobre la necesidad de dotar de una torre tripulada a nuestros futuros VEC. A continuación se exponen los principales motivos de la postura adoptada. La Caballería, como arma del reconocimiento, la seguridad y el contacto necesita un vehículo que le permita, especialmente: • Llevar a cabo misiones de reconocimiento (fundamentalmente de combate) utilizando para ello procedimientos tanto sigilosos como agresivos. • Llevar a cabo misiones de seguridad tanto de vigilancia como de protección y de zona en diferentes escenarios, así como en situaciones bélicas o en operaciones que afecten a la seguridad y al mantenimiento de la paz internacional, dentro de los compromisos adquiridos por España tanto en el seno de las Naciones Unidas como del resto de orga-nizaciones internacionales de las que forma parte. Algunas de las principales capacidades que tendría que proporcionar el nuevo vehículo debe-rían ser: • Obtener la mayor cantidad de información posible por todos los medios a su alcance incluido el de observación directa. • Asegurar el establecimiento del contacto con el enemigo en las mejores condiciones posibles en busca de información sobre su entidad, despliegue y aptitud. • Combatir con garantías suficientes, fundamentalmente en las acciones de seguridad, contra fuerzas enemigas de naturaleza similar (ligero-acorazadas de reconocimiento) que se opongan al cumplimiento de su misión. Por otro lado, no se puede olvidar que un vehículo de reconocimiento debe ser una plataforma móvil dotada con el personal (tripulación y exploradores) y medios necesarios (armamento, trans-misiones, sensores y equipo) para cumplir su misión principal: obtener información, y que deberá disponer de:


MEMORIAL DE CABALLERIA 79
To see the actual publication please follow the link above