Page 97

MEMORIAL DE CABALLERIA 79

Varios 96 TRADUCCIONES Los grupos de Caballería llevan a cabo operaciones interarmas aeroterrestres empleando adecuadas combinaciones de tácticas sobre vehículos y pie a tierra en íntimo contacto con el enemigo y la población civil. Uno de los elementos esenciales de este equipo aeroterrestre interarmas es el explorador aéreo. Sin embargo, los cambios en la estructura de la fuerza del ejército eliminaron nuestras principales organizaciones R&S: los grupos de Caballería de las divisiones,y los regimientos de Caballería acorazados (ACR). La eliminación de estas unidades creó una separación entre nuestros grupos de Caballería y su aviación de apoyo. Contrariamen-te a la recomendación de la Junta Howze, ya no «son parte de ni están bajo el mando de los elementos terrestres, ni viven con ellos, ni despegan sus aeronaves desde campos próximos al cuartel general al que sirven». Inicialmente estos cambios fueron necesarios por los crecientes requisitos para apoyar dos tea-tros de operaciones en Irak y Afganistán. La consecuencia no pretendida fue la pérdida de nuestra capacidad para llevar a cabo eficazmente la integración aeroterrestre al más bajo nivel táctico, don-de posiblemente es más importante. Sencillamente, es un arte perdido. Para cualquiera que haya servido ya sea en un grupo de Caballería divisionario o en un ACR de los de antes, esto no debería ser una sorpresa. La integración aeroterrestre es una destreza complicada y perecedera que solo se domina a través de la repetición y el adiestramiento. Los avances tecnológicos también han contribuido a esta pérdida de competencia aeroterrestre. Los relativamente rápidos crecimiento y asimilación de los sistemas de aeronaves no tripuladas (UAS) en nuestras unidades tácticas para las operaciones en Irak y Afganistán nos han podido ha-cer olvidar la carencia de integración aeroterrestre. Inicialmente la integración de UAS en lugar de plataformas de aviación tripuladas fue una decisión consciente basada en la premisa no del todo co-rrecta de que la tecnología permitía la supremacía en «ser los primeros» –ver primero, comprender primero y actuar primero–. En todos los escalones los sistemas UAS proporcionan una información excepcional en tiempo real. Aun así la falta de integración con los mandos tácticos terrestres no apoya las necesidades de estos mandos en la ejecución fluida y rápida de su misión. Parece que el Kiowa Warrior HO-58, la única plataforma de reconocimiento especializada de ala rotatoria del Ejército, desaparecerá de la plantilla del Ejército de Tierra. En su lugar, como parte del equipo aeroterrestre de R&S, los helicópteros de ataque Apache HA-64 –tripulados por los an-tiguos pilotos de Kiowa Warrior HO-58 a sus mandos– servirán como nuestros exploradores aéreos tripulados. En recientes despliegues en Afganistán, los HA-64 han formado equipo con un sistema de aeronaves tácticas no tripuladas controladas a distancia (TUAS) Shadow RQ-7, en potencia el nuevo «equipo de armas de exploración» (SWT). La mayor parte de los militares hoy en día reconocen el valor del explorador aéreo –tanto de la tripulación aérea como de su helicóptero–. Esta valoración del explorador aéreo y las operaciones aeroterrestres en general no es simplemente una tendencia reciente. La historia militar describe cómo el equipo aeroterrestre ha adquirido importancia y eficacia con el paso del tiempo (vea el cuadro contiguo «Desarrollo del equipo aeroterrestre»). Desarrollo del equipo aeroterrestre La guerra civil norteamericana registró el primer uso del reconocimiento aéreo por el Ejército de Tierra de los EE.UU. en forma de globos. El Cuerpo de Globos del Ejército de Tierra de los EE. UU. –creado en 1861– observaba el campo de batalla desde globos cautivos e informaba mediante telégrafos. Durante la guerra, los ob-servadores proporcionaron un flujo continuo de informes, permitiendo a los mandos de unidad tener una visión aérea de su zona de operaciones, seguir las disposicio-nes enemigas, levantar planos de las aproximaciones a los objetivos y dirigir los fuegos de artillería sobre las concentraciones de tropas enemigas. Proporcionaron a los mandos de la Unión alerta temprana de los ataques confederados y siguieron


MEMORIAL DE CABALLERIA 79
To see the actual publication please follow the link above