Page 214

REVISTA IEEE 2

214 Revista del Instituto Español de Estudios Estratégicos Núm. 2 / 2013 Unidos y sus think tanks “ocupan” Bruselas, Ankara, Berlín, París, Bucarest, Varsovia, Túnez, Cambridge, Londres o Doha, administrando el espacio intelectual mundial. De este modo, Estados Unidos tiene más presencia en Bruselas que Francia o España, demostrando una diplomacia intelectual mucho más activa. El soft law, es decir la estrategia del código, consiste en influir en la adopción de normas, procesos, costumbres, mediante el uso de un idioma y la adopción de un vocabulario, de una cultura, de un conjunto de normas técnicas, jurídicas etc. El marco de referencias incluye la cultura, la educación, el sistema de valores y de creencias y la experiencia. El que gana la guerra de las ideas impone su sistema al vencido, que debe adaptarse a reglas de juego que no le son propias y, quizás, no le convengan. Podemos citar, a modo de ejemplo, la iniciativa del Open Society Foundations de George Soros que financia, con claro objetivo prosélito, los think tanks y ONG en los países de Europa del Este que promueven la democracia de modelo liberal. A modo de conclusión, la descripción del papel de los medios de comunicación en tiempos de guerra por Federico Aznar Fernandez-Montesinos en analogía con la actuación de los think tanks nos parece particularmente pertinente: “Merece resaltarse que, si la comunidad internacional puede legalizar una intervención armada, a través del Consejo de Seguridad, un órgano político y no judicial, es la opinión pública la que confiere legitimidad que es precisamente la raíz de la legalidad. La posición de muchos países del continente durante la Segunda Guerra de Irak o el conflicto de Vietnam son un buen ejemplo a escala global. Por ello, están llamados a ser actores muy significativos en los conflictos al influir en la conciencia emocional de millones de personas. Y de hecho pueden incluso decantar la victoria hacia una de las partes porque la victoria es también muchas veces – sobre todo en las guerras limitadas que parecen haber retornado en el siglo XXI - una cuestión de percepción. Y la moral se asienta sobre la confianza, la legitimidad y la justicia de la causa propia, elementos que resulta imprescindible proteger en el ámbito propio y alcanzar en el rival. Es imprescindible proteger a la propia sociedad, evitar el colapso de la esperanza”.45 Un nuevo paradigma: welfare vs warfare En tiempos de crisis económica, las repercusiones en el ejercito son múltiples, tobbio_Geopolitica_think-tanks_politica_exterior_Spain_España.pdf?MOD=AJPERES&CA-CHEID= 94f9dc004e4455a6ac4abd1063f90368 45  AZNAR FERNANDEZ_MONTESINOS, Federico, Conflicto y opinión publica, Instituto Español de Estudios Estratégicos, Documento de Opinión 35/2013, 06/2013, p1-13


REVISTA IEEE 2
To see the actual publication please follow the link above