Page 126

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115

126 GONZALO LORÉN GARAY En este punto se dan algunas dudas. Por ejemplo, no queda claro cuándo se produjo exactamente el relevo del mando de la Brigada 102 y de la Agrupación C (si antes o durante las operaciones), suponiendo aquí que se dio antes. Tampoco está claro quién mandó la División Eventual. Mar-tínez Bande apuesta por Ortiz78 pero aquí se estima más factible el mando de Pérez Salas (aunque no se puede asegurar). Existen ciertas dudas sobre la distribución en la batalla de las brigadas de la División 25, aunque se ha propuesto la opción más probable. En general, las fuentes de tendencia co-munista tienden a minusvalorar la actuación de las unidades anarquistas. No se han descrito operaciones en la toma de Quinto de estas fuerzas, aunque no se descarta que pudieran realizar alguna acción. La situación individual de los batallones de la Agrupación C en los gráficos ha sido especulativa. En este trabajo no se han podido determinar las misiones concretas realizadas por los camaradas de la Brigada 102 o por los compañeros de la 120. Para el apartado de las brigadas internacionales, Martínez Bande79 aporta la ubicación de la Brigada 14. Sin embargo, la información que pro-porciona sobre las demás brigadas a 17 de agosto es de poca utilidad, por-que en el espacio de una semana la reorganización fue profunda (de hecho ni siquiera se menciona a la Brigada 13)80. Se cambiaron muchos mandos de batallón, se numeraron de nuevo los batallones y estos pasaron de unas brigadas a otras. Por ejemplo, el Batallón franco-belga «Seis de Febrero», ya no formaba parte de la Brigada 15 en la fecha del ataque, por eso no se menciona en este trabajo. La afirmación de que la mitad de los internacionales eran españoles se refiere a la reorganización del 17 de agosto. En ella el coronel Vicente Rojo da orden de que el número de extranjeros por brigada sea de cuarenta o cincuenta por ciento y el resto sea «personal español seleccionado»81. Como ejemplo, el Batallón Thälmann contaba el 4 de agosto con solo 116 extranje-ros (según se indica en el documento n.º 4), así que por lo menos el sesenta por ciento serían españoles en este batallón. Para los nombres de los jefes de los batallones Hans Beimler, Thäl-mann y Austríaco (de la Brigada 11) se ha consultado bibliografía alema-na82. En cuanto al Batallón Edgar André, fue mandado antes de la batalla por Hans Kahle y en 1938 lo mandaría Ernst Buschmann. Aquí se da el 78  Ibídem, p. 92. 79  MARTÍNEZ BANDE, José Manuel: Brigadas Internacionales. Luis de Caralt. Barce-lona, 1972, p. 188. 80  Ibídem, p. 174. 81  Ibídem, p. 169. 82  VON ZUR MÜHLEN, Patrik: Spanien war ihre Hoffnung. Die deutsche Linke im Spanischen Bürgerkrieg 1936 bis 1939. Berlín, Bon, 1985, pp. 266, 267. Revista de Historia Militar, 115 (2014), pp. 89-134. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115
To see the actual publication please follow the link above