Page 138

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115

138 JUAN ANTONIO PATRÓN SANDOVAL El 20 de enero, el general Castaños se dirigía desde Algeciras al ma-yor- general Campbell expresándole que: «La Junta Suprema me ha pedido que tome el mando de Andalu-cía ante el temor de una invasión. = Obedezco, marcho, y aunque soy consciente de la inutilidad de mis esfuerzos me atendré a la suerte de los últimos españoles que no quieren sufrir el yugo del tirano. = A través del Sr. Viale6 S.E. Su Excelencia se habrá informado de mis sentimientos, confío en que han merecido su aprobación en la misma manera que estoy de acuerdo con las ideas de S.E. acerca de cómo preparar los hornillos en los fuertes y obras de la línea para hacerlos estallar cuando tengamos la desgracia de que los enemigos penetren y he expresado mi opinión al general Pozo» 7. Aquel mismo día, tras tener ya la aprobación inicial del general Cas-taños por medio del cónsul Emmanuel Viale, Campbell ordenó inmediata-mente al comandante de ingenieros de la guarnición de Gibraltar, el teniente-coronel sir Charles Holloway, que se preparara para minar los fuertes8. No obstante, aún sería necesario el permiso del comandante general del Campo. En efecto, realizados los primeros preparativos, el día 22 de enero el teniente-gobernador Campbell hizo llegar a la Comandancia General del Campo un oficio asegurando que Castaños había aceptado la sugerencia británica de destruir los fuertes, las baterías y los almacenes inmediatos al Peñón y la Bahía, por la amenaza que suponía para Gibraltar la proximidad de los franceses. Campbell pedía que se dejara pasar a un cuerpo de mina-dores para llevar a cabo la destrucción. La respuesta no se demoró. Al día siguiente, el comandante general interino del Campo de Gibraltar, José del Pozo y Sucre, mariscal de campo e ingeniero director subinspector de la provincia de Andalucía, contestó que «no estando en aquel día tan apuradas las circunstancias, ni siendo posible al enemigo el penetrar en el Campo con la rapidez que acostumbra, sometería su reclamación al Gobierno»9. 6  Emmanuel Viale era un comerciante genovés-gibraltareño, empleado por el general Castaños en 1808 para acercarse al entonces gobernador de Gibraltar, sir Hew Dal-rymple, y ejerciendo posteriormente como agente confidencial entre ambos. Viale fue nombrado cónsul del reino de las Dos Sicilias en Gibraltar en febrero de 1809. Vid. MUSTEEN, Jason R.: Becoming Nelson’s Refuge and Wellington’s Rock: The ascen-dancy of Gibraltar during the age of Napoleon (1793-1815). Florida State University, College of Arts and Sciences, 2005, p. 258. 7  PRO. CO.91/51. «Castaños a Campbell». Algeciras, 20 de enero de 1810. 8  PRO. CO.91/51. «Holloway a Campbell», 18 de febrero de 1810. 9  Archivo del Ministerio de Asuntos Exteriores. Política Exterior, legajo 2484, fondo H. «Extractos de Expedientes: letra A». Estos extractos encontrados en una carpeta del Revista de Historia Militar, 115 (2014), pp. 135-162. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115
To see the actual publication please follow the link above