Page 151

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115

LA DESTRUCCIÓN DE LAS FORTIFICACIONES ESPAÑOLAS EN... 151 que mucho antes era una sólida defensa, un valladar majestuoso, imponen-te, todo estaba a ras de tierra, tirado por el suelo, desperdigado a cientos de metros por efecto de las voladuras»40. En casi idénticos términos se expresaría tres días más tarde el diario Gibraltar Chronicle, para el que la voladura resultó grandiosa y pintoresca, pudiéndose leer sobre el particu-lar Revista de Historia Militar, 115 (2014), pp. 135-162. ISSN: 0482-5748 que: «El acercamiento de las tropas francesas a estos alrededores hizo ab-solutamente necesario que los fuertes y las líneas en las proximidades de esta guarnición fueran destruidos para evitar que fueran ocupados por el enemigo. La tarde del 14 los fuertes de San Felipe y Santa Bárbara fueron volados por los aires después de que una gran partida de minadores, bajo la dirección del teniente-coronel sir Charles Holloway y los demás ofi-ciales de ingenieros, hubieran estado durante algunos días excavando las minas para ello. Cada parte de la guarnición frente a las líneas españolas estaba abarrotada de espectadores para presenciar la explosión, que fue realmente grandiosa y pintoresca y cuyo efecto respondió perfectamente a lo que se pretendía. Todo el frente de los dos fuertes salió proyectado hacia el foso y el conjunto se convirtió en una completa masa de rui-nas. Grandes partidas de habitantes, que ofrecieron voluntariamente sus servicios para ayudar a los militares, también se han empleado durante varios días en la nivelación de las líneas entre los fuertes»41. Las minas colocadas en los fuertes de la línea explotaron muy irre-gularmente, pero por la magnitud de sus cargas hicieron volar el fuerte to-talmente en pedazos42. En efecto, años más tarde se calcularía que si cada barril (marcado con la «punta de flecha» o Broad Arrow)43 contenía 90 li-bras de pólvora (unos 40,8 kg), cada una de las cámaras u hornillos tendría una carga de 765 libras, y como los contrafuertes están normalmente de 15 a 18 pies de distancia, en la demolición se pudieron utilizar un total de 347 40  GONZÁLEZ MARTÍNEZ-ALBALADEJO, José A.: op. cit., p.145. 41  Gibraltar Chronicle. 17 de febrero de 1810. Cit. POSAC MON, Carlos: «La Guerra de la Independencia en las páginas del periódico Gibraltar Chronicle (1808-1814)», en Actas de las IV Jornadas de Historia del Campo de Gibraltar (Los Barrios, 1996). Almoraima, 17 (1997), 295-319. p. 301. 42  JONES, John T.: op. cit., p. 393. 43  La «punta de flecha» o Broad Arrow, visible en los aros retorcidos de bronce de los ba-rriles de la excavación de Santa Bárbara y que fue identificada erróneamente como una incisión esquemática que representaba una palma de ganso o pato, no es sino la marca real o punzón de recepción oficial del armamento en Gran Bretaña. Todavía hoy todos los pertrechos militares británicos reglamentarios llevan marcado la Broad Arrow o Flecha de ordenanza o reglamento.


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115
To see the actual publication please follow the link above