Page 176

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115

176 VICENTE PUCHOL SANCHO los españoles debemos ampliarla hasta finales de julio, poco más o menos, cuando nuestras tropas dan por finalizada la persecución de Garibaldi el 18 de julio, en Rieti, y ocupan en los días sucesivos las provincias y acantona-mientos de Rieti, Terni, Narni y Spoleto. Este primer momento se caracte-riza por situaciones de recelo y tensión provocadas por los partidarios de la república romana. Mientras que el segundo, una vez restaurada la autoridad pontificia y restablecido el orden público en todos los acantonamientos es-pañoles, destaca por la cordial armonía, simpatía y amistad que entablaron los ciudadanos con nuestros soldados. Terracina El primer contingente español desembarcaba en Gaeta, donde se en-contraba refugiado el papa Pío IX, a primera hora de la tarde del 27 de mayo de 1849. Los primeros días estuvieron ocupados en negociaciones con el rey de Nápoles para lograr un acuerdo sobre una actuación militar con-junta hispano-napolitana, pero al no conseguir un entendimiento sobre las acciones militares a emprender las tropas españolas abandonaban la ciudad a mediodía del 2 de junio para adentrarse en territorio de la Iglesia y ocupar Terracina. La misma tarde del día 4, solo unas horas después de haber entra-do en la población, se produjo un desagradable incidente. Varios soldados españoles, inducidos por los napolitanos del escuadrón de cazadores que acompañaba a nuestras tropas35, entraron en algunas casas abandonadas, saqueándolas, robando comida y algo de ropa y dinero36. Catorce soldados españoles y varios napolitanos fueron detenidos y condenados a 100 palos 35  Cuando el ejército napolitano pasó por Terracina el 21 de mayo, en plena retirada camino de Gaeta, saquearon la ciudad, cometiendo daños y perjuicios a la población véase AER, Repubblica Romana 1849, Busta 94, Velletri, 30-5-49 (n.º 640, original) al Ministro dell’Interno; Terracina, 2-6-49 (n.º 291, original), il Sindaco al Ministro dell’Interno. ASV, Segretaria di Stato, Corrispondenza di Gaeta e Portici (1848-50), Rub. 165, fasc 10, ff 48-50; Terracina, 10-6-49 (n.º 9, original), Berardi a Antonelli. Los embajadores de Cerdeña, Enrico Martini y Cesare Balbo, también mencionan los robos cometidos en Terracina por napolitanos y garibaldinos: «(Terracina) città di cat-tiva aria e dilapidata da Napolitani, dai Garibaldeschi e di nuovo dagli uni y dagli altri una terza e quarta volta» Mola, 28-5-49, Martini al Ilmo. Sr. Pren. Col.mo., Mola di Gaeta, 9-6-49, Balbo al Mto. Affari Esteri (BAUDI DI VESMES, op. cit., pp. 474-475 y 504. 36  AGMM, caja 7210.52, Diario de operaciones de la division expedicionaria á los Es-tados Pontificios, día 4-6-49. ARAH, Calderón, diario, día 4-6-49; Narváez, legajo 9/7825, Terracina, 22-6-49 (carta, original), Córdova a Narváez. FERNÁNDEZ DE CÓRDOVA, Fernando: op. cit., p. 195-197. Revista de Historia Militar, 115 (2014), pp. 163-217. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115
To see the actual publication please follow the link above