Page 180

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115

180 VICENTE PUCHOL SANCHO Tíber, dejando libertad de movimiento al enemigo por la otra orilla, en direc-ción hacia Nápoles, donde estaban desplegados los españoles y napolitanos. En Velletri, el recibimiento de la población, según Estébanez Calde-rón, fue tibio sino (sic) hostil48; a pesar de ello, numerosa gente acudió a la plaza a presenciar el desfile de las tropas49. Idéntica situación se produjo al día siguiente cuando tuvo lugar la restauración oficial de la autoridad ponti-ficia. El acto estuvo muy concurrido de público que vitoreó reiteradamente a Pío IX. Este consistió en el izado de la bandera pontificia, mientras sonaba la música de una de las bandas militares españolas, las campanas de todas las iglesias repicaban y un batallón español rendía honores50. En la ciudad una buena parte de la población era partidaria de la re-pública y mostraba su hostilidad hacia el gobierno pontificio. Con la entrada de los franceses en Roma, el general Oudinot ordenó que las tropas romanas abandonasen la capital y fuesen distribuidas por diversas ciudades51. Esta disposición y la disolución de los cuerpos francos republicanos provocaron que fuesen llegando a Velletri y a las ciudades de alrededor personas impli-cadas en la defensa de la capital, de fuerte espíritu republicano. Evidente-mente esta gente no aceptaba de buena gana la restauración pontificia ni la presencia española, produciendo desórdenes y provocando e injuriando fre-cuentemente a nuestros soldados. El mayor grado de violencia lo mostraron el 28 de julio, cuando fue asesinado el cabo Isidro Amador, del Regimiento de Caballería Lusitania52. Una muestra del clima de violencia que se vivía en la ciudad durante esos días queda recogido en el libro de registro de causas de la auditoría de la división, donde aparecen siete sumarios abiertos contra paisanos de Velletri. Tres por amenazar con armas blancas a soldados españoles, uno por las heridas ocasionadas a un músico del Regimiento del Rey, otro por insultos a un centinela, uno más por robar una mula de artillería y, el más grave de todos, el seguido contra Vincenzo Vendetta por ofensas a un oficial 48  ARAH, Estébanez Calderón, diario, 6-7-49. 49  El Heraldo, 17-7-1849. 50  ASV, Segretaria di Stato, Corrispondenza di Gaeta e Portici (1848-50), rub 165, fasc 10, Velletri, 5-7-49 (n.º 156, original), Berardi a Antonelli. 51  ASR, Miscellanea Repubblica Romana del 1849, Busta 98/282, Roma, 4-7-49. 52  ASV, Segretaria di Stato, Epoca Moderna, rub 165, fasc 5, ff 117-120, Velletri, 6-8-49; Berardi a Antonelli; ff 115, Velletri, 14-8-49 (n.º 733, original), Berardi a la Comisión Gubernativa de Estado; Corrispondenza di Gaeta e Portici (1848-50), rub 165, fasc 10, ff 95-96, Velletri, 7-7-49 (n.º 170, original), Berardi a Antonelli; ff 97, Gaeta, 9-7- 49 (minuta), Antonelli a Berardi; ff 101-107, Velletri, 13-7-49 (n.º 213, original), Be-rardi a Antonelli; Velletri, 14-7-49 (n.º 235, reservada, original), Berardi a Antonelli; ff 118, Velletri, 15-7-49 (n.º 242, original), Berardi a Antonelli. AHN.AN, Mendigorría, caja 154/4, Gobierno Militar de Velletri, «Copiador de oficios». Revista de Historia Militar, 115 (2014), pp. 163-217. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115
To see the actual publication please follow the link above