Page 181

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115

¿REACCIONARIOS O LIBERALES? ¿INDISCIPLINADOS... 181 y ser cómplice del asesinato del cabo Amador. Además se abrieron otras tres causas contra soldados españoles por heridas ocasionadas a paisanos y provocar desórdenes y otra más contra un soldado napolitano de caballería por herir en un café a dos civiles53. La crispada situación que se respiraba hizo que monseñor Berardi hi-ciese venir de Terracina y Porto D’Anzio a 50 artilleros para garantizar el orden. Además, los soldados españoles contribuían realizando patrullas en el interior de la población durante las noches. Pero aun así el ambiente no debía de ser nada tranquilizador. De hecho, el coronel Loygorri escribía el 30 de ju-lio al general Córdova solicitándole la permanencia en la ciudad de la fuerza que la guarnecía y que había recibido la orden de reagruparse con sus respec-tivas unidades desplegadas en la Umbría. Pero Córdova le contestó que para actuar contra los revoltosos le bastaba aplicar el bando que le enviaba del 2 de agosto, aplicándolo con rigor, si hacía falta, con la compañía de infantería que le quedaba y la artillería que guarnecía el fuerte de Capuchinos54. Revista de Historia Militar, 115 (2014), pp. 163-217. ISSN: 0482-5748 Rieti El 18 de julio entraban en la ciudad las tropas españolas, dando por finalizada la persecución de Garibaldi que habían iniciado el 14, atravesan-do los montes de la Sabina, en una dura marcha por espacio de cuatro días. Al llegar los españoles abandonó la ciudad la gente más comprome-tida políticamente. Pero los más reaccionarios, movidos por rencores per-sonales o políticos, aprovecharon el cambio de situación para intimidar a los republicanos, atemorizándoles y gritándoles ¡Viva Pío IX!, ¡Muerte a los republicanos! No obstante, los militares españoles también corrigieron estos excesos, reprendiendo e incluso arrestando a los provocadores, de tal manera que en pocos días quedó restablecido el orden y la tranquilidad55. 53  AHN.AN, Mendigorría, caja 160/62, Libro rexistro de causas que se despachan en la Auditoria general de la división espedicionaria á los Estados Pontificios. ASCV, Busta 9l/99, Velletri, 28-10-49 (n.º 1.802, original), il Preside della Commissione al Sig. Preside del Tribunale Civile e Criminale. Curiosamente, mientras en el libro de registro de causas de la división se acusa a Vincenzo Vendetta por maltratos a un oficial y cómplice del asesinato del cabo Amador, en el documento que se conserva en el Ar-chivo Histórico del Ayuntamiento de Velletri, en el que el fiscal militar español solicita los antecedentes penales suyos, solo aparece la acusación por ofensas a militares. 54  AHN.AN, Mendigorría, caja 153/247, Terni, 2-8-49, el coronel jefe de E.M. al coronel gobernador de Velletri. ASV, Segretaria di Stato, Corrispondenza di Gaeta e Portici (1848-50), rub 165, fasc 10, ff 118, Velletri, 15-7-49 (n.º 242, original), Berardi a Antonelli. 55  SACCHETTI SASSETTI, A.: Rieti nel Risorgimiento Italiano (1796-1870). Tip. Trin-chi, Rieti, 1911, pp. 234-325. Vita Sabina. Rieti, 1900, p. 278.


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115
To see the actual publication please follow the link above