Page 183

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115

¿REACCIONARIOS O LIBERALES? ¿INDISCIPLINADOS... 183 «... el excelente porte que observaban las tropas españolas, pueden llenar de orgullo a V. E., pues se conducen con la más admirable disciplina. De esta conducta ha nacido la simpatía que por ellas tiene esta población, pues reconocen con gusto en estos dignos militares los que les han librado de la opresión en que estaban por las pasadas discordias...».63 Las palabras de elogio que dirigió al cardenal Antonelli y a la Comi-sión Gubernativa eran poco más o menos del mismo tenor: «… non si puó trovare nelle medesime maggior libertá di governo di quella, che accordono, ne maggiore attenzione, premura attivitá ed energia in quello che si chiede, il rispetto poi verso le autoritá Pontifice, la buona condotta religiosa e civile è oltremodo ammirativa, per cui non è mai nato in Provincia uno sconcerto ne ha avuto mai luogo reclamo alcuno a carico dei medesimi...».64 El alcalde de Rieti, a raíz de las calumnias publicadas en la prensa contra las tropas españolas, se lamentó de estas falsas noticias, asegurándole a Córdova que la disciplina y comportamiento que demostraron en la ciudad quedarían en el recuerdo como ejemplo de conducta65. Evidentemente, algún pequeño contratiempo surgió. El mismo Sa-cchetti que nos ha dejado una magnífica impresión de nuestros soldados cuenta un par de anécdotas sin importancia66. 63  MAE, Santa Sede, Correspondencia de la Embajada, legajo 851, Rieti, 30-8-49 (co-pia), Tancredo Bella a Córdova. El Clamor Público, 17-10-1849. 64  ASV, Segretaria di Stato, Corrispondenza di Gaeta y Portici (1848-50), rub 165, fasc 14, ff 141-143; Rieti, 16-8-49 (carta, original), Tancredo Bella a Antonelli. 65  ASRI, Archivo Comunale Storico, Busta 476, Rieti, 12-10-49 (n.º 689, minnuta), Il Gonfaloniere a Córdova. 66  Los dos casos mencionados son los siguientes: el primero hace referencia a una pelea que tuvo lugar en un café de la ciudad entre un ciudadano de Rieti y un oficial español. Le pelea fue consecuencia de que el militar entreabrió la puerta de la sala donde estaba jugando a cartas con otros oficiales españoles, para aliviarla del exceso de humo del tabaco. A su vez, el reatino que estaba jugando a billar en la sala contigua la cerró. Tras repetirse un par de veces más la situación los ánimos se caldearon y llegaron a las manos. Al final el reatino fue arrestado (véase SACCHETTI SASSETTI, Angelo: Rieti nel Risorgimento Italiano (1796-1870): op. cit., pp. 240-241). El otro caso se trataría de un correo que fue enviado por el alcalde de Nerola a Rieti, el 17 de julio por la noche, para anunciarles la inminente llegada de la división española. El correo, identificado por Sacchetti con un soldado español, se emborrachó y entró con su caballo en una taberna. La gente empezó a silbarle y el supuesto soldado le propinó una bofetada a Camillo Maffei, quien ofendido sacó un cuchillo que le fue arrebatado de las manos por los presentes. El correo se marchó y, según el autor, denunció al general Córdova que había sido amenazado. Al llegar los españoles a Rieti Camillo Maffei fue arrestado (SACCHETTI SASSETTI, Angelo, Rieti nel Risorgimento Italia-no (1796-1870): op. cit., p. 232). En mi opinión, el autor del hecho difícilmente podía ser un soldado español por las siguientes razones: Revista de Historia Militar, 115 (2014), pp. 163-217. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115
To see the actual publication please follow the link above