Page 189

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115

¿REACCIONARIOS O LIBERALES? ¿INDISCIPLINADOS... 189 no es fácil concretarlo. El 16 de enero la legión tenía 488 hombres86, pero durante su estancia fueron incorporando nuevos voluntarios hasta llegar a 1.264 soldados cuando abandonaron la ciudad87. Por lo que a efectos de este pequeño estudio podemos establecer una media ponderada de 800 hombres. Los españoles sabemos que entraron en Rieti el 18 de julio y permanecieron hasta el 10 de diciembre. El número total de soldados permanentes era de unos 1.400; más de 1.300 pertenecientes al Regimiento San Marcial, que guarneció la ciudad durante todo este tiempo, más una sección de caballería, el personal militar destinado en el hospital militar, el del hospital de vete-rinaria y el de un pequeño parque de artillería. Además, habría que añadir los militares españoles que estaban de paso desde Spoleto, Narni y Terni hacia Velletri, y viceversa, así como varias concentraciones de unidades que tuvieron lugar en la ciudad en los que podían alcanzar la cifra de 3.000 a 5.000 soldados. Pues bien, durante la estancia en Rieti de los soldados españoles solo tenemos constancia de un par de contratiempos sin importancia, aportados por el historiador reatino Sacchetti Sassetti tal y como hemos visto; a pesar de los esfuerzos de Giulio Santini por desacreditar a los españoles en su artículo. En cambio, las tropas garibaldinas ya antes de su entrada en Rieti ve-nían precedidas por una pésima fama de indisciplinadas y provocadoras de desórdenes. De hecho, el mismo presidente de Rieti se vio en la obligación de escribir al triunvirato para comunicarles que su conducta estaba dificul-tando la propaganda insurreccional en favor de la república88. El 1 de abril, de nuevo el presidente de Rieti, volvía a escribir al triunvirato comunicándoles que tuvo que suspender una procesión porque 700 campesinos armados estaban dispuestos a defender la ceremonia reli-giosa contra los insultos de los garibaldinos. La población estaba hastiada de los maltratos, de las amenazas, de los insultos y de las persecuciones que sufrían los sacerdotes y la religión89. El 10 de abril, en otra carta del presidente de Rieti, en este caso al ministro del Interior, le comentaba que el aumento de la tensión existente entre garibaldinos, por una parte, y la guardia nacional y ciudadanos, por otra, podría estallar en un conflicto. El problema último había surgido por- 86  LOEVINSON, E.: op. cit., vol. II, p. 36. 87  LOEVINSON, E.: op. cit., vol. II, p. 42 88  DEMARCO, Domenico: Una Revoluzione Sociale. La Repubblica Romana del 1849. Edizione Scientifiche Italiane, Napoli, 1992, pp. 347-348. LOEVINSON, E.: op. cit., pp. 149-150. BEGHELLI, Giuseppe: La Repubblica Romana nel 1849: op. cit., p. 133. 89  BEGHELLI, G., op. cit., 133; LOEVINSON, E.: op. cit., p. 158. Revista de Historia Militar, 115 (2014), pp. 163-217. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115
To see the actual publication please follow the link above