Page 194

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115

194 VICENTE PUCHOL SANCHO tad de expresarse. Entre un sinnúmero de acusaciones, les reprochaba haber engrosado sus filas hasta 1.200 hombres, cuando lo pactado era no rebasar los 500, por lo que la mitad estaban sin armas, pero cobrando inútilmente la paga; les acusaba también de estar pidiendo continuamen-te dinero al municipio de Rieti para uniformidad, alojamiento y suminis-tros, cuando recibían dinero para ello de la intendencia del ministerio; y de cometer extorsiones y tomarse licencias indignas que provocaban peligros113. El 22 de abril, ante el rumor que corrió en Rieti de que la legión de Garibaldi podía volver a la ciudad, el presidente escribía al ministro de la Guerra y Marina manifestándole la aprehensión y el temor de los ciudadanos ante la noticia. El ministro le contestó asegurándole que la legión permanecería en Frosinone vigilando los confines114. En fin, todos estos hechos demuestran y avalan por sí mismos, al mar-gen de toda demagogia, quiénes fueron los verdaderos defensores del orden y de la paz ciudadana en Rieti. Actuaciones en los pueblos de la provincia La estancia de Garibaldi en Rieti hizo que mucha gente de espíritu republicano se sintiese fortalecida. Situación que se difundió por diversos pueblos de la provincia como Poggio Mirteto, Fara, Cane Morto o Collevec-chio, donde se produjeron provocaciones y demostraciones contrarias al an-tiguo régimen. Nuestros soldados se dedicaron a recorrer estos pueblos para 113  ASR, Repubblica Romana 1849, busta 85, Relazione dell’ex ministro della Guerra e Marina Alessandro Calandrelli, letta all’Assamblea Costituente Romana nel giorno 10 Aprile 1849. LOEVINSON, E.: op. cit., p. 151. Esta era una de las frases más duras pronunciadas por el ministro ante la Asamblea Constituyente: «… la parte più eterogenea de quella Legione, mal sapendosi domesticare al freno dell’ordine e dalla disciplina del soldado (…), trascendeva e trascende in esorbitanze e soprusi, trascen-deva in licenze d’ogni falta, tanto indegne, quanto pericolose. Questa male absortita banda, mentrechè fruiva il soprasoldo di truppa accantonata, ha preteso casermaggio e fornimenti dal Comune di Rieti: percorrere le contrade alla sfrenata, imporre a qual-che comune la sua volontà, trapassare i confini del nostro territorio e mettere a cimen-to la nostra politica condizione, imprigionando sul territorio di Napoli un napolitano per solo contrarietà di opinione». 114  ASRI, CD-Room, Garibaldi e la sua legione a Rieti, Rieti, 2000). Revista de Historia Militar, 115 (2014), pp. 163-217. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115
To see the actual publication please follow the link above