Page 72

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115

72 AGUSTÍN JIMÉNEZ MORENO dóciles y manejables, el autor trata de instaurar entre los soldados una ac-titud de resignación y conformismo. Pero tales pautas de comportamiento tenían pocas posibilidades de fructificar, pues todos los individuos que se dedicaban al oficio de Marte aspiraban a que sus méritos fueran valorados y tenidos en cuenta. Pese a este intento de justificar algo difícilmente defendible, realizó un acercamiento desde posiciones mucho más próximas a la realidad. A este respecto se declaró contrario a que los premios instituidos para gratificar servicios realizados con las armas (en clara referencia a los hábitos y las encomiendas), se provean en individuos sin ninguna relación con ellas56 y defendió que se reservaran a quienes «las han comprado con su sangre» (en contraposición a quienes las habían obtenido por medios ilícitos, recu-rriendo a la venalidad). Así, de propugnar una solución de carácter utópi-co evoluciona hacia posiciones más pragmáticas, próximas a la tendencia mayoritaria entre los tratadistas de la época, donde la meta a alcanzar es la articulación de un sistema en el que los méritos sean lo más valorado a la hora de acceder a una de estas mercedes honoríficas (para satisfacer a quie-nes habían consumido la mayor parte de su vida en los campos de batalla, aunque también como señuelo para incrementar el número de vocaciones castrenses). En un memorial anónimo, que puede ser fechado por esos años (pri-mera mitad de la década de los 40), su autor denunció los daños que ha causado a la estructura militar una desacertada política de provisión de los empleos de la oficialidad, a los que suma uno nuevo: los soldados veteranos y los individuos pertenecientes a los cuadros inferiores del estamento nobi-liario exigían mercedes cada vez más cuantiosas a cambio de sus servicios, ya que si un bisoño, o un miembro del estamento llano, podía aspirar a lo máximo (con exigencias abusivas o poco proporcionadas a los méritos con-traídos), ¿por qué ellos no podían optar, como poco, a premios similares57? Desde este punto de vista podría pensarse que el problema no era la aparente tacañería de la Corona, sino la desmedida ambición de algunos de los ser-vidores reales, que repercutía negativamente sobre el resto de peticionarios. Si bien la clave de todo se encontraba en la falta de una normativa fija e inmutable, en la que ambas partes jugaran con unas reglas conocidas de antemano y que no podían ser alteradas en función del candidato; es decir, por tantos años de servicio (sin tener en cuenta el nombre del aspirante) se obtendría cierta merced. 56  Ibídem, pp. 22-25. 57  Memorial dirigido a S.M. sobre disciplina y arte militar. S.l., s.f. (década de los 40 del siglo XVII), fols. 2r-3r. Revista de Historia Militar, 115 (2014), pp. 55-88. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115
To see the actual publication please follow the link above