Page 77

REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115

LA RETRIBUCIÓN DE LOS SERVICIOS MILITARES EN LA... 77 objetivo de permitirles vivir dignamente una vez hubieran puesto punto final a su carrera militar70. En un memorial aparecido esos años, y dirigido al rey Carlos II du-rante el periodo en el que la reina madre, Mariana de Austria, desempeñaba las labores de regente, se recomienda a quien ha de encargase de regir los destinos de la monarquía española que reserve los hábitos y encomiendas a los soldados. Aparte de las razones de índole económico (ya referidas en las décadas anteriores), se trataría de toda una declaración de intenciones por parte del próximo monarca, pues con ello se ganaría el favor de los milita-res (al fin y al cabo quienes tienen el cometido de defender su monarquía) y aplacaría su malestar en lo relativo a esta cuestión. Pues para ellos es un motivo de agravio que se desestimen las peticiones de quienes han derra-mado su sangre en servicio de su rey y, por el contrario, se tramiten las de los burócratas o, por su intercesión, se concedan a individuos próximos a su círculo clientelar71. Para Baños de Velasco el servicio militar nunca será una opción atrac-tiva si no se garantizan los premios a quienes los merecen. En este sentido, aunque el rey tiene la potestad para nombrar a quien desee para el mando de sus ejércitos, no debe conceder tales empleos a individuos incompetentes, ya que es lo más dañino que puede hacer, tanto para sus propios intereses como para los de su reino (no obstante, no le parece mal que el monarca conceda gracias extraordinarias en otras facetas de la vida civil). Además la persona a quien se promociona debe ser digna de la prebenda concedida, pues de lo contrario se pueden levantar suspicacias entre el resto de los sol-dados. Esta es la mejor política que puede seguir el rey, pues de concederse las mercedes así, los veteranos continuarán el servicio, y los nuevos reclutas verán en ellos un ejemplo a seguir72. Considera que gran parte de la problemática se debe a la cada vez mayor estimación que tiene el mundo de las letras. Pero el autor se declara en contra de concederles una valoración especial si ello implica una mengua de la reputación de las armas. Como consecuencia de esta realidad, ante la opción de obtener la misma recompensa por servicios no militares, muy po- 70  Ibídem, fols. 27v-28r. 71  «(...) alárguense hacia los soldados las mercedes honoríficas, los hábitos y encomien-das, pues son militares. Y no se quejarán muchos, y con razón, de que se vean más hábitos en una secretaría sola que en un ejército entero, ni de que den a pares a deudos de secretarios cuando le niega uno a un maese de campo de muchos años de servicio.» BN, Mss, 18659/23. Papel anónimo que, en su menor edad, se dio al rey Carlos Se-gundo para remedio de los excesos y abusos de la monarquía. S.l., s.f, fols. 10v-11v. 72  BAÑOS DE VELASCO, Juan: Política militar de príncipes. Madrid, 1680, pp. 122- 125. Revista de Historia Militar, 115 (2014), pp. 55-88. ISSN: 0482-5748


REVISTA DE HISTORIA MILITAR 115
To see the actual publication please follow the link above