Page 26

LA LEGION 530

>> Actividades La 2ª COMPAÑÍA POR LA SIERRA DE LAS NIEVES. X Bandera “Millán Astray” Cuando en la tarde del día 21 de enero, las fuertes nevadas cubrieron de blanco toda la Serranía de Ronda, especialmente aquellas zonas con cotas superiores a 1.000 metros, surgieron los primeros interrogantes sobre cuál sería el estado del itinerario de la marcha programada para el día 28. Un recorrido a lo largo de las zonas de mayor altitud de la Sierra, con inicio y fi n en el Refugio de Quejigales, a 1.300 metros sobre el nivel del mar. La elevada altitud por la que transcurría el recorrido de 15 kilómetros, con un desnivel positivo acumulado de 900 metros, unido a la orografía del terreno y que se conocía que en determinadas zonas se acumulaban espesores superiores al medio metro de nieve, hicieron necesario un reconocimiento previo para comprobar la viabilidad de la ruta sin equipación especial de alta montaña. Tras el reconocimiento llevado a cabo por el teniente Jefe de la II sección, se determinó que si bien se habían formado espesores considerables, la marcha era factible . Se realizó con pequeñas modifi caciones para evitar áreas en donde la orientación, el viento y las diferencias de temperatura entre el día y la noche, habían convertido la esponjosa nieve virgen en zonas de hielo puro que hacían muy peligroso el avance sin crampones en los tramos más expuestos. Además, habiendo comprobado que el espesor era sufi ciente para cortar bloques de nieve, el Cabo Mayor C.L. de la Compañía programó una práctica de instalación de vivac sobre tiendas protegidas. Con un día espléndido se inició la marcha en el refugio encontrándose desde el inicio y de forma intermitente las primeras zonas cubiertas por nieve, pero fue tras alcanzar el Puerto de los Pilones, a 1.750 metros de altitud, cuando en la práctica totalidad del terreno podían encontrarse espesores cercanos al medio metro. A pesar de la difi cultad y la lentitud del avance, la combinación del terreno nevado en su totalidad con las vistas de la Costa del Sol a tiro de piedra, hacían la marcha sumamente gratifi cante, todos los componentes de la compañía fuimos conscientes del enorme privilegio que suponía realizar actividades en entornos como la Sierra de las Nieves. Tras cuatro duros kilómetros, con el desgaste físico que supone avanzar en este tipo de terreno, especialmente difi cultoso y lento el tramo de fl anqueo a media ladera entre el Puerto de los Pilones y las Hoyas del Pilar, la compañía, fi el al “Espíritu de marcha”, alcanzó el punto donde los legionarios prácticaron la instalación de tiendas protegidas. La marcha fi nalizó sin novedad en el Refugio de Quejigales, resultando de gran interés la puesta en práctica de unos conocimientos básicos para poder operar en zonas de clima frío. Estas prácticas pueden servir para el cumplimento de una misión en zona de operaciones, como ya ha ocurrido con anterioridad, en Balcanes o Afganistán; y es que son muchos los posibles escenarios donde pueden encontrarse este tipo de condiciones; a las que la Compañía deberá adaptarse. 24 530 · I-2015


LA LEGION 530
To see the actual publication please follow the link above