Page 17

REVISTA DE HISTORIA NAVAL SUP 21

Brian Lavery trata el tema con sesenta años más de perspectiva y aporta nuevos detalles sobre el Princesa y su captura: «… la captura del Princessa en abril de 1740 por tres navíos británicos de igual porte nominal, pero cuyas dimensiones, en realidad, eran mucho menores. Este largo y duro combate sostenido por el Princessa, y sus impresionantes cualidades veleras, hicieron mucho para que los oficiales de nuestra marina aceptaran lo inadecuado de sus navíos. »Los problemas del diseño de los navíos ingleses se destacaron en abril de 1740. Cuando una escuadrilla británica cayó sobre un único navío español de 70 cañones, el Princesa, tres navíos de 70 —Kent, Lenox y Orford— fueron enviados tras él y pudieron alcanzarlo, pues había perdido antes uno de sus masteleros en un accidente; pero su captura resultó mucho menos fácil, pues a los tres navíos les llevó seis horas dominar a un solo navío español de igual porte nominal. Ofreció una resistencia obstinada, y se hallaba equipado para hacerlo. Aunque no estaba particularmente armado —solo llevaba cañones de a 28 (sic) en la batería baja—, el Princesa era un navío muy grande para ser un 70; con 165 pies en la batería y casi 50 de manga, era mayor que un inglés de 90. Su excesivo tamaño le confería la estabilidad que les faltaba a los ingleses y capacidad para aguantar el castigo. Sus captores lo llamaron “un navío delicioso”, y después de entrar al servicio británico, uno de sus comandantes lo llamó “un navío glorioso”» (29). Lavery aclara que el Princesa afrontó el combate sin un mastelero, que había perdido en un accidente anterior, y destaca sus cualidades veleras, su estabilidad y su fortaleza. En cuanto al calibre que da para los cañones de la batería baja («de a 28»), entendemos que se trata de un error de transcripción y que donde pone veintiocho debiera poner 18 libras de bala, pues los calibres españoles anteriores a 1750 eran de a 4, 6, 8, 12, 18, 24 y 36 libras (30). Esto demostraría que el Princesa estaba en realidad bastante menos artillado que sus tres oponentes. Siete años después que el Princesa, y con la nueva Ordenanza de 1745 en vigor, Inglaterra capturó el francés Invincible, al que hasta 1796 utilizaría como modelo para sus nuevos navíos de 74 cañones (31). El Invincible daba 13 nudos, cuando los ingleses desarrollaban once. Fue descrito como «el mejor navío de su clase», que respondía «a todo lo que se pueda desear de un barco de guerra». Arqueaba 1.793 toneladas, cuatrocientas más que los ingleses de 70 de la Ordenanza de 1745 (32). (29) LAVERY, p. 85. (30) GARCíA-TORRALBA, p. 83. (31) LAVERY, p. 95. (32) Ibídem, p. 94. 16 SUPLEMENTO N.º 21 A LA REVISTA DE HISTORIA NAVAL. Núm. 128


REVISTA DE HISTORIA NAVAL SUP 21
To see the actual publication please follow the link above