Page 34

REVISTA DE HISTORIA NAVAL SUP 21

Calculado el porcentaje de la manga extrema que suponen los lanzamientos «de arqueo» de la Ordenanza de 1745, es decir, el cociente (L-k)/B, resulta, para los navíos tabulados, 65,69; 65,46; 64,18; 63,89; 63,28, y 64,23. El Ms. 420 propone iguales L y B para los navíos de 100 y de 72, por lo que la única diferencia entre ambos residiría en el número de cubiertas (tres y dos), una propuesta sin fundamento científico. Con ello, el cálculo del arqueo inglés dará igual burthen para ambos, ya que en la fórmula T = k.B.B/188 bm solo utiliza la quilla y la manga extrema. Por otra parte, con iguales L y B, para acomodarse a desplazamientos diferentes, las formas deben variar con el calado, y también estos. El Ms. 420 y la Est. 1745 presentan estructuras iguales, y la estructura de esta última es a su vez la misma que la de la Est. 1719. Los barcos del Ms. 420 son más largos y voluminosos que los de la Est. 1745. Como ocurría con los navíos de Gaztañeta, el navío de 68 iguala al de 94 de la Est. 1745. Se plantea, por tanto, una cuestión: si las dimensiones del Ms. 420 no son las inglesas, ¿se trata de una propuesta española? Y, en tal caso, ¿cómo se generaron todas las medidas que recoge la cartilla? Las medidas inglesas del HMS Princessa eran: 165,1 (130,3) x 49,8 y 1.709 bm, lo que lo sitúa entre los navíos del Ms. 420 y la Est. 1745 de los portes que siguen: Ms. 420 Est. 1745 Por eslora 62 a 68 80 Por manga 68 90 a 100 Por quilla 52 a 58 70 Por arqueo 62-68 90 Aplicando la medida de la quilla que da Sutherland, resultaría: eslora de fuera a fuera = quilla + 3/5*manga + caída codaste = 130,25 + 29,8 + caída del codaste. 165,08 = 160,05 + caída. Caída del codaste = 5,03 pies ingleses. Y la diferencia entre la eslora «inglesa» y la «española» es de 165,08 – 162,14 = 2,96 ft = 90 centímetros. Según los constructores de Guarnizo (Ms. 10.709 AMN), el Princesa medía: E «1.ra cub.ta» = (49,42 m) 162,14 ft; M = (14,37 m) 47,15 ft; Q «entre codillos» = (43,10 m) 141,40 pies. Se observa que tales dimensiones son diferentes de las utilizadas por la Royal Navy, porque — la manga española es de trazado, y la inglesa, de fuera de forro; — la eslora española en 1730 es «de dentro a dentro», y la inglesa, «de alefriz a alefriz»; AñO 2015, SUPLEMENTO N.º 21 A LA REVISTA DE HISTORIA NAVAL. Núm. 128 33


REVISTA DE HISTORIA NAVAL SUP 21
To see the actual publication please follow the link above