Page 105

RHM EXTRA ANIVERSARIO 2ª PARTE QUIJOTE

TRES LECTURAS DE EL QUIJOTE 105 1.- EL DESCUBRIMIENTO DEL “LUGAR DE LA MANCHA” Según las investigaciones llevadas a cabo durante los últimos quince años en varias universidades (Málaga, Valencia, Cádiz, Alcalá) pero princi-palmente en la Complutense de Madrid, resumidas en los dos libros publi-cados: “F. Parra Luna et al., El lugar de la Mancha es…el Quijote como un sistema de distancias/tiempos”, Ed. UC, 2005; y F. Parra Luna y Fernández Nieto, M., “El enigma resuelto del Quijote: un debate sobre el lugar de la Mancha”, Ed. Centro de Estudios Cervantinos, Universidad de Alcalá, 2009; más un tercer libro todavía no publicado que llevará probablemente por título “EL LUGAR DE LA MANCHA: un irónico Cervantes a la luz de la crítica científica”. Se ha venido a descubrir que existen dieciséis hechos literarios verificables en el Quijote, que estarían cimentando que Villanueva de los Infantes, pueblo situado al sureste de la provincia de Ciudad Real, limitando con Albacete y Jaén, y justo en el centro geográfico del llamado “Campo de Montiel”, es “el lugar de la Mancha” de cuyo nombre no quiso acordarse Cervantes. Pero no si antes adelantarme a decir que fue preci-samente un general, don Rafael Peralta Maroto, el primer estudioso de la geografía del Quijote que quiso encontrar el lugar y citó a Infantes (así se llamada entonces a Villanueva de los Infantes), como uno de los dos o tres pueblos que mejor cuadraban con las descripciones de Cervantes (ver Pe-ralta, 1944). He aquí los dieciséis “hechos literarios” constatables: 1. El Quijote es una novela compleja, donde se debe distinguir la parte cómica y paródica, de la seria y dramática. Hay quien ignora esta últi-ma parte, pero la existencia de una geografía real (Puerto Lápice, el To-boso, Almodovar del Campo…); de unos personajes reales (el bandido catalán Roque Guinard); y de una época histórica real (la expulsión de los moriscos), resultan hechos literarios verificables. No valdría, pues, escudarse en la comicidad, ironía y ficción de una parte de la novela para negar la parte real que contiene El Quijote. 2. En el Quijote existen numerosas contradicciones pero no es suficiente con decirlo. Hay que diferenciar entre ellas como exige todo acerca-miento científico. Porque las hay expresadas en lenguaje “débil” o ad-verbial (“cerca”, “no lejos”, etc.) y en lenguaje “fuerte” o cuantificado (“tres días has tardado…”, “a ocho leguas de…”) cuyo valor epistemo-lógico es diferente. Es un segundo hecho literario verificable que tampo-co permite escudarse en las contradicciones para escapar así a la ardua tarea de localizar el “lugar de la Mancha”. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2015, pp. 103-138. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA ANIVERSARIO 2ª PARTE QUIJOTE
To see the actual publication please follow the link above