Page 150

RHM EXTRA ANIVERSARIO 2ª PARTE QUIJOTE

150 CARLOS BELLOSO MARTÍN ocurrió en Lepanto o en las Terceras24. Su actividad es, por tanto, la propia de una infantería de un tercio extraordinario móvil, que en determinadas ocasiones debe luchar embarcada, igual que hacían las compañías de los ter-cios de Nápoles y Sicilia, o pasaba en Flandes donde también se utilizaron embarcaciones como plataformas de combate. Era habitual a partir de 1570 asignar un número determinado de soldados de infantería para cada galera, para proteger las naves en caso de encontrarse con turcos, berberiscos, al igual que todos veranos se suelen asignar soldados de las compañías de infantería del tercio fijo de Sicilia, para que la flota de galeras pudiese salir para hacer el corso. Queda clara la distinción que se hace, por ejemplo, entre los 161 soldados de galeras que se anota van embarcados para ir a la batalla de Lepanto, diferenciados de los soldados del Tercio de don Lope, que son 2.259 hombres, que se trasladan en esas mismas galeras25, vaya de paso, como curiosidad que en la documentación consultada, al referirse a este tercio siempre se le denomina “Tercio de Don Lope de Figueroa”, y nunca “Tercio de la Armada”. Hasta aquí, a través de los datos expuestos, se refleja la vinculación que mantuvo Miguel de Cervantes con el Tercio de Lope de Figueroa, del que formó parte a lo largo de los años 1572 y 1573. En él prestó sus servicios militares desde que salió del hospital de Mesina en abril de 1572 y fue ads-crito a una de sus compañías, la de Manuel Ponce de León. Como hemos descrito, durante estos años participó en diversas campa-ñas por el Mediterráneo, con escasos resultados algunas, como las de Nava-rino y Modón, y otras con resultados importantes pero muy efímeros, como fue la expedición a la Goleta y Túnez entre septiembre y octubre de 1573, y la posterior ayuda en la protección de Malta durante algo más de un mes. Durante los meses de invierno de estos años los soldados de las compañías de Figueroa se repartían por las tierras interiores próximas a las costas del reino de Sicilia, recuperándose del desgaste físico y preparándose para las nuevas campañas que empezarían a partir de la primavera, o para acudir a Flandes llegado el caso. Sin embargo, en clave destacar que Cervantes no estuvo siempre a lo largo de estos años en Sicilia bajo las órdenes del maestre de campo Lope de Figueroa, sino que a finales de 1573 la compañía en la que servía –la de Ma-nuel Ponce de León- fue traspasada del tercio de Lope de Figueroa al tercio fijo de Sicilia. El Virrey de Sicilia Carlos de Aragón, duque de Terranova, 24 PI CORRALES, M. de P.: «Los tercios en el mar», en “Cuadernos de Historia Moderna. Ane-jos”: Armar y Marear en los Siglos Modernos (XV-XVIII). Ed. Publicaciones Universidad Complutense de Madrid. Anejo V. Madrid, 2006, pp. 101-134. 25  AGS, Estado., leg. 1.134, doc. 16. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2015, pp. 139-154. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA ANIVERSARIO 2ª PARTE QUIJOTE
To see the actual publication please follow the link above