Page 16

RHM EXTRA ANIVERSARIO 2ª PARTE QUIJOTE

16 MANUEL FERNÁNDEZ NIETO jornada de Lepanto lo que significaba despreciar su valor como soldado, profesión de la siempre se enorgulleció. Si a Cervantes le duele de forma especial esta publicación apócrifa y el tratamiento espurio que se da a sus personajes, tanto a don Quijote como a Sancho, se debe a que el comportamiento de los verdaderos y su proceder son un manifiesto de su propia existencia, de su concepción del ser humano y de la vida con sus ilusiones, triunfos y desengaños. El relato de Avellaneda carece de la ironía y la crítica, tanto literaria como social, en las que se basa el texto cervantino. Para entrar con detalle en el contenido del prólogo, fraccionaremos el texto comentando cada uno de los párrafos: Válame Dios, y con cuánta gana debes de estar esperando ahora, lector ilustre o quier8 plebeyo, este prólogo, creyendo hallar en él ven-ganzas, riñas y vituperios del autor del segundo Don Quijote, digo, de aquel que dicen que se engendró en Tordesillas y nació en Tarragona9. La frase inicial es una comunicación directa con todos sus lectores del tipo que sean: “ilustres”, por su linaje y preparación, o “plebeyos”, por ser parte del vulgo y sin conocimientos, haciéndoles partícipes de su propia indignación, pues supone que estarán expectantes ante la debida respuesta a la ofensa. Michel Moner alude a esta introducción como un pseudo-debate Cervantes/Avellaneda por lector interpuesto10. El autor busca la complici-dad del lector pues éste, como conocedor de la primera parte, también ha sido engañado con los falsos personajes y sus acciones. El tono es más de confidencia con un interlocutor que de presentación de un texto literario y, precisamente, por esa intimidad establecida consigue uno de los requisitos característicos de los prólogos: la “captatio benevolentia”. La alusión a Tor-desillas, fingida patria del falso autor, y a la también simulada imprenta de Tarragona, introducida mediante el impersonal “dicen”, resta todavía más valor a la publicación fraudulenta. Pero lo que más se aprecia en estas frases, con ese regusto burlesco tan característico de Cervantes, es un tono que encierra lo contrario de lo que se afirma pues todo el texto es un alegato contra el autor y el contenido del falso Quijote, por ello añade: 8  o quier: o bien. 9  Utilizo para las citas el texto del prólogo de la edición del Quijote que preparé para Biblioteca Nueva (2006), II, págs. 17-20. 10  MONER, (1989) pág. 52. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2015, pp. 13-36. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA ANIVERSARIO 2ª PARTE QUIJOTE
To see the actual publication please follow the link above