Page 19

RHM EXTRA ANIVERSARIO 2ª PARTE QUIJOTE

SOBRE EL PRÓLOGO DE LA SEGUNDA PARTE DE EL QUIJOTE 19 Más contundente se muestra Cervantes al ser despreciado por su manquedad16, inherente a su actividad militar; con orgullo recuerda esta etapa de su vida en diversas páginas del Quijote, en el prólogo de las No-velas ejemplares y en una de ellas: El licenciado Vidriera se desgranan recuerdos de su paso por los tercios de la Infantería española de guar-nición en Italia. Existen testimonios fehacientes de su comportamiento heroico por parte de sus compañeros y el reconocimiento expreso de Don Juan de Austria, Generalísimo de la jornada de Lepanto17. La respuesta es tajante: si es manco no se debe a una vulgar riña de taberna, “sino en la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros”, es decir, en la acción bélica más memorable de su tiempo. Cervantes en su poema Viaje del Parnaso, cuando en un imaginado periplo se encuentra con el dios pagano Mercurio éste le dice: “Que, en fin, has respondido a ser soldado/ antiguo y valeroso, cual lo muestra/ la mano de que estás estropeado./ Bien sé que en la Naval, dura palestra,/ perdiste el movimiento de la mano/ izquierda, para gloria de la diestra;/ y sé que aquel instinto sobrehumano/ que de raro inventor tu pecho encie-rra/ no te le ha dado el padre Apolo en vano./ Tus obras los rincones de la tierra/ (llevándolas en grupa Rocinante)/ descubren y a la envidia mueven guerra./ Pasa raro inventor, pasa adelante …”18. Se anticipa con estas razones, tras el ataque de Avellaneda, al prólogo de su segunda parte del Quijote y responde de forma adecuada a sus descalificaciones. En efecto, perdió el movimiento de la mano izquierda pero en beneficio de la mano diestra, con la que escribe sus obras, pues su actividad de “raro inventor literario” le dará fama universal. Es posible, también, que en la aproba-ción al frente de la segunda parte del Quijote cervantino se refiera a esta alusión del prólogo del falso cuando se define a nuestro autor como “viejo y soldado”19. Por último Cervantes, en el proemio a su libro póstumo, Los trabajos de Persiles y Sigismunda, menciona su accidentada mano, cuando en boca de un estudiante que le reconoce, dice: “”--¡Sí, sí; éste es el manco sano”. 16  A Miguel de Cervantes no le faltaba la mano izquierda, solo el movimiento de ella como con-secuencia de las heridas, vid. LÓPEZ ALONSO, Antonio, Cervantes manco y bien manco. Alcalá de Henares, Publicaciones de la Universidad, 1997. 17  FERNÁNDEZ NIETO, Manuel: “Cervantes soldado de la Infantería Española”, en Revista de Historia Militar, núm. 116, págs. 207-42. 18  CERVANTES SAAVEDRA, Miguel de: Viaje del Parnaso. Madrid: CSIC., 1983, pág. 222. 19  FERRER CHIVITE, Manuel: “Cervantes, Avellaneda y la Aprobación de Márquez Torres”, cree que la aprobación, firmada por el Ldo. Márquez Torres estaba escrita por Cervantes, si así fuera tendría mayor valor la gradación que se establece. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2015, pp. 13-36. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA ANIVERSARIO 2ª PARTE QUIJOTE
To see the actual publication please follow the link above