Page 29

RHM EXTRA ANIVERSARIO 2ª PARTE QUIJOTE

SOBRE EL PRÓLOGO DE LA SEGUNDA PARTE DE EL QUIJOTE 29 La honra puédela tener el pobre, pero no el vicioso: la pobreza pue-de anublar a la nobleza, pero no oscurecerla del todo; pero como la virtud dé alguna luz de sí, aunque sea por los inconvenientes y resquicios de la estrecheza, viene a ser estimada de los altos y nobles espíritus, y, por el consiguiente, favorecida. Cervantes ha conseguido la fama con su libro como ningún otro escritor pero no ha mejorado su bienestar económico, recordemos que en la apro-bación del Licenciado Márquez Torres a la segunda parte del Quijote se le define como viejo y soldado, pero también como hidalgo y pobre y se apunta que: “Si necesidad le ha de obligar a escribir, plega a Dios que nunca tenga abundancia, para que con sus obras, siendo él pobre, haga rico a todo el mundo”. La nobleza de ánimo, ya que no de sangre, de Cervantes va pareja con su penuria de medios, la exaltación de la pobreza honrada junto con la virtud de comportamiento es una constante de sus escritos destacando de forma especial en episodios y diálogos de don Quijote y Sancho; a menudo las buenas intenciones de los protagonistas se estrellan constantemente con la conducta ordinaria de las gentes. Mantener la honra de hidalgo sorteando las estrecheces económicas era tema tópico en la literatura de la Edad de Oro y escritores como el nuestro proyectarían en sus personajes su difícil situa-ción social, aunque lo característico de Cervantes es el humor, sonreír ante esta situación antes que caer en el tono agrio y pesimista tan característico de la novela picaresca. En el párrafo que cierra el prólogo, Cervantes con su técnica expresiva de alusión-elusión, de citar al autor del apócrifo y evadirse de entrar de lleno en la confrontación directa, vuelve a dirigirse al lector y ahora, de acuerdo con lo que preceptivamente debe ser un proemio, se refiere al texto de la segunda parte de su Quijote y a sus características: Y no le digas más, ni yo quiero decirte más a ti, sino advertirte que consideres que esta segunda parte de Don Quijote que te ofrezco es cor-tada del mismo artífice y del mesmo paño que la primera, y que en ella te doy a don Quijote dilatado, y, finalmente, muerto y sepultado, porque ninguno se atreva a levantarle nuevos testimonios, pues bastan los pa-sados y basta también que un hombre honrado haya dado noticia destas discretas locuras, sin querer de nuevo entrarse en ellas; que la abun-dancia de las cosas, aunque sean buenas, hace que no se estimen, y la carestía47, aun de las malas, se estima en algo. Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2015, pp. 13-36. ISSN: 0482-5748 47  carestía: escasez.


RHM EXTRA ANIVERSARIO 2ª PARTE QUIJOTE
To see the actual publication please follow the link above