Page 70

RHM EXTRA ANIVERSARIO 2ª PARTE QUIJOTE

70 SANTIAGO LÓPEZ MOREDA para con los otros españoles, judíos y moriscos, igualmente españoles, fue-ron las causas que probablemente le llevaron a tomar esta determinación. En cualquier caso, actitudes y decisiones semejantes se tomaron en otros países contra los católicos, como en Inglaterra, y no podemos olvidar que la mayor tolerancia para con los nativos en América corrió de parte de la reina Isabel y más tarde, de la doctrina del padre Vitoria. Cervantes siempre tuvo presente esta dualidad hispana por haberla sufri-do en propias carnes y, consciente de ella, defiende una España abierta y plu-ral, diversa y heterogénea, en la que caben incluso otras lenguas, como deja claro Don Quijote en su coloquio con el caballero del Verde Gabán: «todos los poetas antiguos escribieron en la lengua que mamaron en la leche y … razón sería se extendiese esta costumbre por todas las naciones y que no se desestimase el poeta alemán por que escribe en su lengua ni el castellano, ni aún el vizcaíno que escribe en la suya». Lejos de Cervantes el imperialismo lingüístico de Nebrija sintetizado en su famoso aserto: «Siempre la lengua fue compañera del Imperio». El ilustre cervantista Américo Castro, discípulo de Menéndez Pidal, en 1925 vio publicado su Pensamiento de Cervantes, uno de los libros más importantes sobre Cervantes de todos los tiempos, pese a ser inabordable toda la bibliografía cervantina. Leyendo las líneas y las entrelíneas de esta obra, creo que Américo Castro ve en Cervantes a un hombre más cercano a la Reforma y a Erasmo que a un contrarreformista tridentino que se en-tusiasmara por el aislamiento intelectual de España, algo que por la propia obra de Cervantes y otros escritores coetáneos no parece que fuera el caso. Le molesta el viejo sentido de la honra que divide a los españoles, por-que Dios no hace excepción de las personas, y esto es erasmista; le molesta igualmente la mancha de cristiano nuevo descendiente de conversos, porque sabe que la verdadera nobleza no se hereda por sangre, ascendencia o cuna sino que reside en la virtud, que consiste en obrar bien, «obras son amores y no buenas razones» le espeta al clérigo, para dejar claro que «los cristianos, católicos y andantes caballeros más habemos de atender a la gloria de los siglos, que a la vanidad de la fama que en este presente y acabable siglo se alcanza» (Quijote, II, 8). Y abundando más en esta idea de la España cristiana soñada por Cer-vantes y expresada por don Quijote, no duda en proponer un modo de vida religioso acorde con el erasmismo más que con la Reforma: Unos van por el ancho campo de la ambición soberbia; otros por el de la adulación servil y baja; otros por el de la hipocresía engañosa, y algunos, por el de la verdadera religión; pero yo, inclinado de mi estrella, Revista de Historia Militar, I extraordinario de 2015, pp. 57-84. ISSN: 0482-5748


RHM EXTRA ANIVERSARIO 2ª PARTE QUIJOTE
To see the actual publication please follow the link above