Page 27

BIP 144

puertas abiertas BIP 25 el recorrido, fue subiendo a un ritmo tan lento, que si hubiera seguido con nosotros habríamos tardado más de 30 horas en realizar todo el recorrido. Ante esta circunstancia se le aconsejó que no siguiera con nosotros, por lo que optó de forma voluntaria por volver tranquilamente por la pista hormigonada, en bajada continua, hasta el Puerto de Navacerrada (al día siguiente nos contó que había regresado plácidamente a Madrid en el tren de Cercanías). Por ese retraso inesperado, tuvimos que esperar unos 20 minutos en la Bola del Mundo, lo que también nos sirvió para recuperarnos un poco. Fuimos dejando a nuestras espaldas la Bola del Mundo y comenzamos a seguir el camino bien definido de la Cuerda Larga, hacia el Alto de Valdemartín. Desde el Collado de Guarramillas vemos el aparcamiento de las pistas de Valdesquí, donde también se puede iniciar y finalizar una parte de esta ruta montañosa. Llegamos a la segunda cumbre de la ruta, a 5,5 km del Puerto de Navacerrada, el Alto de Valdemartín, con 2.280 m de altitud, está formado por un montón de piedras por la que es muy incómodo caminar aunque, como contrapartida, se puede disfrutar de unas vistas espectaculares. Dejando atrás Valdemartín, empezamos a bajar la suave pendiente del collado, para afrontar la cuerda que nos subirá hasta Cabeza de Hierro Menor. Durante todo el camino disfrutamos de las vistas fantásticas del Pico de Peñalara, que con sus 2.428 metros es la mayor altitud de la Sierra de Guadarrama. A nuestra izquierda, se fueron quedando la Bola del Mundo y Valdemartín, y tras una subida de fuerte pendiente y que parecía no acabar nunca, culminamos la tercera cumbre, la Cabeza de Hierro Menor, con 2.376 m, en la que apreciamos que por referencia geodésica siempre tiene algún tipo de palo, que cada vez que se sube aparece uno distinto. El que encontramos esta vez es de un color verde fosforito, aparentemente más visible que el de veces anteriores. Ya llevábamos 7,8 km de recorrido. Desde allí nos dirigimos a la cuarta cumbre, la Cabeza de Hierro Mayor, con sus 2.382 m que es la cumbre más alta de toda la Cuerda Larga, en la que nos plantamos tras algo más de 3,5 horas de recorrido. Camino del quinto obstáculo, nos merecimos un descanso. Unas hermosas piedras para sentarse al socaire del escaso viento fresco existente, la Peña Vaqueros fue un buen sitio para reponer fuerzas con un pequeño tentempié de carbohidratos y bebidas isotónicas, aunque alguien fue capaz de tomarse una cerveza. Mientras un aguilucho nos rondó la cabeza pero el sol nos impidió dejar plasmado en una buena foto. Una vez hidratados y alimentados nos dispusimos a atacar la quinta cumbre, la Loma del Pandasco, con sus 2.247 m. Escogimos un lugar con la Pedriza al fondo, porque es una loma bastante uniforme de desnivel y larga en distancia, unos 2 km aproximadamente. De ahí, a través del Collado de las zorras, alcanzamos el Alto de Navahondilla (2.234 m) que es una cumbre prácticamente olvidada, ya que se encuentra a escasos 300 m al noroeste de la Cumbre de Asómate de Hoyos por lo que casi no se distingue de esa, no considerándose en los ámbitos montañeros la sexta cumbre de la Cuerda Larga. En este punto volvimos a deleitarnos con el macizo de Peñalara.


BIP 144
To see the actual publication please follow the link above