Page 71

BIP 144

Ciencia y Tecnología BIP 69 debido al largo tiempo que van a estar fuera de sus casas, propuso tutelar la impartición de las clases de apoyo. Llegado a este punto hubo que formar el equipo de profesorado del BIO Hespérides, que de forma desinteresada decidió dedicar parte de su tiempo libre a esta iniciativa. Estos son: en Física, el TN. Sergio Noales Ortuño (Titular) / TN. Javier López Muñoz ; en Matemáticas, el SGTO. Rubén Peón Casalderrey; en Inglés, la AN. Alba Pérez Rodríguez, 2.º COMTE, CC. Rafael Bruñó Soler; y para Acceso a Permanente, el AN. Alberto Román Fernández. Otro aspecto decisivo fue el dónde impartir las clases, decidiéndose que fuera la Biblioteca ya que se encuentra equipada con dos ordenadores con acceso a internet e intranet para que los interesados puedan acceder a apuntes y temarios disponibles, así como dos impresoras para imprimir la documentación que el profesorado «cuelgue » en la red. Además, gracias al apoyo del CBO 1.º Fernando Rodríguez y el CBO 1.º Cesáreo Alcalde, se elaboró una pizarra «artesanal» de tipo Villeda para facilitar la labor de los profesores. Por último, confeccionaron un horario y por las tardes se realizan charlas coloquios en inglés para todos aquellos interesados que quieran practicar este idioma. Por el momento, a principios del mes de noviembre, el número de alumnos apuntados eran: 8 en inglés, 4 en Matemáticas y 4 en Física. En definitiva, según palabras de su comandante, el CF. Francisco Javier Moreno, además de las funciones conocidas del Hespérides como son las de abrir las bases españolas en la Antártida y la de «hacer ciencia en la mar», la diversidad de nacionalidades y la colaboración entre los distintos países que en él trabajan, convierten a este buque español en una «embajada». Al mismo tiempo y, por si esto fuera poco, durante esta Campaña Antártica también será una auténtica academia flotante. A principios del mes de noviembre el Hespérides celebraba el tradicional paso del Ecuador que tal y como recoge el Ceremonial Marítimo, No es propiamente una ceremonia sino la parodia humorística de una ceremonia que realiza la marinería de un barco al cruzar el ecuador por primera vez en una campaña. Los organizadores y directores de escena son los cabos veteranos y en este día se interrumpe la rutina de a bordo y se declara festivo, reteniendo únicamente los puestos necesarios para la seguridad y la navegación. Para que veamos cómo transcurre esta celebración nada más acertado que extraer algunos fragmentos de la crónica de Rommel Saavedra, en «Vida a bordo» en la web de Armada. Comienza así “Con el repique de la campana en el puente se avisa a los navegantes que se ha cruzado el paralelo cero, cambiando del hemisferio norte al hemisferio sur. Este día los cabos primeros más veteranos, disfrazados con grandes dotes de ingenio y creatividad, organizan el bautizo de todo el personal neófito de a bordo sin importar su graduación, ya que incluso el personal civil tiene que pagar su «tributo» al rey Neptuno… Para los que ya han participado de esta ceremonia es una ocasión para recordar, pues se vienen a la cabeza las vivencias del día en que se fue bautizado, se recuerda a los compañeros que han pasado, las misiones y los buques en que se ha servido y en especial las anécdotas que


BIP 144
To see the actual publication please follow the link above