Page 114

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014

114 JUAN LUIS SÁNCHEZ MARTÍN junio), esta un día después de que Felipe V hubiera regresado a la Corte, desde Pamplona y con escasa escolta, para intentar su defensa. Pero vista la imposibilidad de enfrentarse al enemigo, encaminadas previamente la reina y los tribunales a Burgos (17 de junio), salió también de Madrid (21 de junio), dirigiéndose por San Fernando de Henares, Meco y Torija a Sopetrán. La avanzadilla de das Minas entró en la Corte el día siguiente, proclamando a Carlos III como rey de España (24.VI), que también fue reconocido en Zaragoza (26.VI), Huesca (28.VI), Toledo (7.VII), Sego-via y otras ciudades. Felipe V, todavía sin las tropas francesas que habían asistido al sitio de Barcelona, precisaba reunir consigo el mayor número de unidades posibles y la llegada a Jadraque del capitán del regimiento D. José Grimau y Corbera60 –futuro coronel del mismo entre 1710 y 1733– con despachos de su jefe, le brindó la ocasión para recuperar al de don Miguel. El 4 de julio, desde Atienza, ordenó al ya brigadier Pons que abandonara Morella y se incorporara con su regimiento al ejército de Castilla.61 El conde de Robres pondera mucho los peligros de aquella marcha, atravesando siempre país de enemigos –lo cual era cierto solamente hasta Molina de Aragón– y sin más caballos que los de los oficiales. La narra en su relato jornada a jornada, desde que se inició en Morella el 10 de ju-lio (pág. 309) hasta su conclusión en Atienza, el 18 del mismo mes (pág. 311), sin omitir la entrada, saqueo y quema de Bañón, cuyos vecinos quisieron cerrarle el paso. 60  (Barcelona, 9.VI.1680 – Palermo, 7.V.1755). Comenzó a servir el año 1699 en la infantería de las galeras de España. Emparentado por vía materna con el coronel Pons, levantó a sus ex-pensas, en abril de 1704, una compañía de dragones para dicha unidad, de la que fue capitán durante 29 años consecutivos, ascendiendo en ese lapso a teniente coronel (1706), a coronel de dicho regimiento (patente de 1.X.1710), a brigadier general (patente de 17.XII.1726) y a mariscal de campo (1733), poco después de cruzarse en la orden de Calatrava. Con dicho empleo tomó parte en la batalla de Bitonto (25.V.1734) y el año siguiente pasó al servicio del infante D. Carlos, ungido rey de las Dos Sicilias, que le nombró teniente general. Dos años después (1737) le seguiría su antiguo regimiento, que había recibido el nombre perpetuo de Tarragona en 1718. En 1738 se recibió en la Orden napolitana de San Genaro, manteniendo el hábito calatravo y la encomienda de los Molinos y Lagunarrota. Fue gobernador de Mes-sina desde 1743 hasta 1754, habiendo ascendido a capitán general en 1752. En 1754, tras la muerte de Eustache de la Vieufville, fue nombrado presidente y capitán general interino de Sicilia, puesto que ocupaba cuando falleció en el palacio real de Palermo. Yace enterrado en un magnífico sepulcro que aún se conserva en la capilla de Santa Rosalía del convento de los Capuchinos de Palermo, anejo a la iglesia de Santa Maria della Pace. 61  CASAUS BALLESTER, María José: «La Casa de Híjar ante la entronización de Felipe V», en Felipe V y su tiempo: Congreso internacional. Zaragoza, 2004, II, 352. La autora, metódica estudiosa de la documentación de la Casa, halló entre ella dicha orden (Sala I. Leg.24. Doc. 56). Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2014, pp. 87-148. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014
To see the actual publication please follow the link above