Page 123

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014

MIGUEL PONS DE MENDOZA «EL RESUCITADO». UN JOVEN... 123 Pons le atacó, presumiblemente en el interior de la villa, aunque no acla-ra este punto. La resistencia fue muy débil porque los dragones de Win-terfelt huyeron enseguida, retirándose el resto hacia Daroca. Los hombres de Pons, fatigados por la marcha, no les persiguieron y el mariscal conclu-ye el episodio consignando lacónicamente «que hubo pocas bajas en este encontronazo».89 Pero combate hubo, por breve y escasamente cruento que fuera, aunque sea esta la primera vez que se menciona, dado que no lo regis-tran ni Feliú, ni Castellví, ni Belando, ni las gacetas coetáneas, ni siquiera el conde de Robres. Solo la gaceta de Revilla apunta que «apenas desertaron los nuestros aquel pays, pasó el enemigo á Villafeliche, donde ha saqueado algunas casas».90 Pero aquella era tierra amiga –que presentaría memoriales justificativos de sus servicios en 1708–, donde descansó una noche y se pro-veyó de pólvora, presentándose el 7 ante Daroca. Refirió a su hermano que tenía esperanzas de sorprenderla de nuevo, y volvió a desplegarse en el prado de Santa Quiteria. Según Belando, intimó la entrega de la plaza con un pliego que llevó un tambor, pero el conde de la Puebla lo rompió sin verlo.91 Tenía tres regimientos de infantería consigo y, aparte de la caballería replegada de Villafeliche, el día anterior recibió el refuerzo de 300 jinetes de D. José Nebot. Pons reparó su exceso de confianza, o su error de cálculo, retirándose el mismo día en dirección a Calamocha, 4 leguas al sur. Puebla envió un destacamento del regimiento de Nebot, al mando de su sargento mayor, para hostigar su retaguardia, pero cayeron en una emboscada y fue-ron deshechos por las tropas de Pons. El mariscal, temiendo nuevos ataques, se fortificó en San Martín del Río, a legua y cuarto de Daroca, donde permaneció 3 días. Los vecinos habían abandonado el pueblo antes de su llegada, pero Pons ordenó in-cendiar algunas casas el día 10, antes de partir. También lo hizo el mismo día en Báguena, algo más de media legua aguas arriba del Jiloca. Y la información no procede de gacetas, sino de testimonios vertidos ante 89  Ibídem. El legajo está foliado, pero advierto que la numeración tomada de los folios –siendo consecutivos– tienen cardinales diferentes; de ahí que la omita al no poder discriminar cual sea la correcta. 90  Noticia fechada en Daroca, el 10.XII.1706, reproducida por BENEDICTO GIMENO, Emi-lio y SOLÍS, José (eds.): Op. cit., pág. 173. 91  Confirma la existencia de dicha intimación una de las relaciones anónimas que circulan so-bre el combate de Calamocha, en concreto las «Noticias Individuales de la Felix Victoria…» publicada en Zaragoza el 24.XII.1706. El autor reúne en combate singular –naturalmente ficticio– a los dos generales. El Conde de la Puebla, descubriendo «a Pons, que abanzava en fuga presurosa, le dixo: Aguarda sacrílego, que vengo a responderte al papel que me embias-te. Y diziéndole esto, le dió una cuchillada que le partió la frente». Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2014, pp. 87-148. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014
To see the actual publication please follow the link above