Page 14

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014

14 ANDRÉS CASSINELLO PÉREZ INTRODUCCIÓN La guerra de Sucesión no fue una guerra de secesión de Cataluña, por mucho que se pretenda presentarla así ahora. Fue una guerra internacional en la que se disputaba la supremacía en Europa y, a la vez, una guerra civil entre los españoles partidarios de Felipe de Anjou, apoyados por tropas francesas, y los españoles seguidores del archiduque Carlos apoyados a su vez por tropas austriacas y flotas, con algunas tropas, inglesas y holandesas. En cuanto a Barcelona, una vez fue sitiada y ocupa-da por unos españoles, ayudados por ingleses y austriacos y otra vez por españoles con el auxilio de tropas francesas. Existe una amplia bibliografía sobre este tema, pero la mayor parte son textos sesgados, en los que el partidismo los aleja del necesario equi-librio con el que se deben juzgar unos hechos históricos, tan separados de nuestro tiempo. Destacaría la muy documentada, extensa y equilibra-da El sitio de Barcelona del Tcol. de Ingenieros y coronel de Ejército don Joaquín de La Llave y García, publicada en el Memorial de Ingenieros de 1903. Fue una guerra cruel, si es que alguna guerra puede dejar de serlo. Espero que dentro de cien años se considere salvaje el bombardeo de las ciudades y el uso contra ellas de bombas atómicas, pero en nuestros tiem-pos esos usos se han considerado apropiados. Si repasamos los textos del Padre padre Vitoria, iniciador del derecho internacional, pueden sorpren-dernos sus conclusiones2: «En una guerra ¿se puede entregar una ciudad al saqueo, al robo y al pillaje? Se diría que sí, pues de lo contrario no se podría conquistar la ciudad. Cuanto más lanzados están los soldados, más miedo les entra a los enemigos. Es decir: que es conveniente para lograr la victoria. Los jefes deben advertir a los soldados que no maten a los ino-centes. Pero aun supuesto que sepan que los soldados pueden hacer muchas cosas malas comparadas con estas licencias, sin embargo per-mitirlas ». Por su parte Sancho de Londoño, en su Discurso sobre la forma de reducir la disciplina militar a su mejor y antiguo estado3: «La riqueza dentro de las murallas ganadas por asalto o batería puede cualquier soldado saquearla» y prosigue: «Que ningún soldado haga fuerza a mu-jer, so pena de vida, especialmente en pueblos rendidos o tomados al 2  Reflectio de Jure Belli. CSIC, Madrid, 1984, pág. 231. 3  Ministerio de Defensa, Madrid, 1992, pág. 84. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2014, pp. 13-28. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014
To see the actual publication please follow the link above