Page 142

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014

142 JUAN LUIS SÁNCHEZ MARTÍN VI. DESGRACIA, POSTRACIÓN Y MUERTE Suponemos que llegaría a la Corte sobre mediados o finales de abril, pero sabemos que ya no saldría de ella hasta su ingreso en otra prisión, la del Alcázar de Segovia. ¿Por qué llegó a darse tal situación? El artículo IX del Tratado de evacuación de Cataluña, que permitió a Pons recobrar su libertad, hacía mención al «mantenimiento de los privi-legios de Cataluña». La proposición fue promovida por el césar Carlos y secundada por la reina Ana de Inglaterra; aunque su encaje quedó aplazado hasta la conclusión del tratado de paz, incorporaba una declaración de buena voluntad por parte de Luis XIV sobre dicha iniciativa.141 Pero el Habsburgo no se adhirió al Tratado de paz, aunque obtuvo un mes adicional para poder madurarlo, y coincidiendo con su vencimiento (11.V.1713), Felipe V dispuso que el duque de Popoli mandara el ejército que había de entrar en Cataluña. Cabe que antes, como afirma Castellví, Felipe V «hubiera estado inclinado a nombrar» para ese puesto a D. Gui-llermo de Moncada, marqués de Aitona, noble de ascendencia catalana con propiedades e intereses en el Principado, añadiendo poco después que «el excusarse de servir en la jornada le ocasionó no pocos disgustos».142 También Pons, según el mismo autor, se negó a servir en ella, aunque hubiera tenido un mando subordinado, consonante a su empleo, nunca el de comandante en jefe, reservado a uno de los 12 capitanes generales en activo, entre los cuales, curiosamente, tanto el marqués de Aitona como el duque de Popoli eran los últimos del escalafón, habiendo ambos ascendido por patente de 1.XII.1710.143 Asegura Castellví que don Miguel se justificó alegando que «no quería ser instrumento de la ruina de su patria».144 Por motivos diferentes también se había negado a hacerlo el conde de Aguilar a finales de 1711, pero renun-ciando a todos sus cargos y empleos para recogerse en sus estados. No los tenía Pons, aunque el hermano, que hubiera comprendido su actitud porque ya se dolía de la extinción de los fueros aragoneses, le hubiera recibido en 141  GARUFI, Carlo Alberto: Rapporti diplomatici tra Filippo V e Vittorio Amedeo II di Savoia: nella cessione del Regno di Sicilia dal Trattato di Utrecht alla pace dell’Aja (1712-1720). Palermo, 1914, pág. 8: «S. M. Británica ha echo una reiterada declarazion de que em-pleará sus más eficaces oficios donde sea nezesario para que en adelante los Cathalanes ... puedan gozar de sus privilegios, con lo que los referidos plenipotenziarios Zesáreos se han aquietado respecto tamvien de que el Rey Xmo. ha hecho declarar por sus Plenipotenziarios que concurrirá al mismo fin». 142  CASTELLVÍ, Francisco de: Op. cit., vol. III, 1999, págs. 617-618. 143  AHN, Estado, leg. 2888. Registro de patentes despachadas por la Secretaría de Guerra. 144  CASTELLVÍ, Francisco de: Op. cit., vol. III, 1999, pág. 618. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2014, pp. 87-148. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014
To see the actual publication please follow the link above