Page 160

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014

160 GERMÁN SEGURA GARCÍA almirante de Castilla22, el más destacado exiliado austracista, fue uno de los artífices de la entrada de Portugal en la Gran Alianza (16 de mayo de 1703) y también de convencer al emperador para que proclamara al archiduque Carlos como rey de España (13 de septiembre de 1703) antes de enviarlo a la Península. El almirante levantó en Portugal el primer regimiento de infan-tería española al servicio del pretendiente austriaco. En verano de 1703 la flota aliada al mando del almirante Sir Cloudesley Shovel llevó a cabo una expedición al Mediterráneo, desembarcando 2.500 hombres en Altea. Sin embargo, faltos de víveres y acosados por los paisa-nos armados, tuvieron que reembarcar y poner rumbo hacia la costa france-sa, donde esperaban socorrer el levantamiento de los camisards (hugonotes). El 9 de marzo de 1704 llegó el archiduque Carlos a Lisboa y publicó, po-cos días después, un manifiesto a los españoles instándoles a sacrificarse por su causa. Felipe V, en respuesta, declaró la guerra a Portugal (30 de abril) concentrando en la frontera a más de 40.000 hombres divididos en cuatro cuerpos de ejército. La primera campaña peninsular se inició a primeros de mayo con una ofensiva borbónica por el valle del Tajo en dirección a Abran-tes. Felipe V tomó el mando supremo del ejército borbónico, secundado por el duque de Berwick23, quien dirigió las operaciones. Las tropas aliadas, fuertes en 25.000 hombres y formadas por contingentes ingleses, holandeses y portugueses, estuvieron al mando respectivo del duque de Schomberg, del general Fagel y del marqués de Las Minas24. Los borbónicos penetraron en Portugal y conquistaron con prontitud una serie de plazas fuertes, en-contrando más resistencia en las poblaciones sin fortificar. Pero el avance principal no se vio acompañado por el príncipe Tserclaes25, que debía mar-char en paralelo por el sur del Tajo. La falta de artillería y el excesivo calor frenaron la ofensiva borbónica y sus tropas se retiraron a los cuarteles de descanso después de desmantelar las fortificaciones de las plazas que no pu-dieron guarnecer. Por otro lado, en el campo aliado, la inactividad del duque de Schomberg y su falta de concierto con los otros generales provocaron en Inglaterra su sustitución por el conde de Galway26. Mientras tanto, a inicios de mayo, otra fuerza expedicionaria aliada salía del puerto de Lisboa rumbo al Mediterráneo. La escuadra estaba al mando del almirante Rooke y se componía de medio centenar de buques ingleses 22  Juan Tomás Enríquez de Cabrera, XI almirante de Castilla (1646-1705). 23  James Fitz-James, I duque de Berwick (1670-1734). 24  Meinhardt Schomberg, III duque de Schomberg (1641-1719); François Nicolas Fagel (1655- 1718); Antonio Luis de Sousa, II marqués de Las Minas (1644-1721). 25  Alberto Octavio T’Serclaes de Tilly (1646-1715). 26  Henri de Massue, I conde de Galway (1648-1720). Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2014, pp. 149-182. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014
To see the actual publication please follow the link above