Page 175

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014

GUERRA DE SUCESIÓN ESPAÑOLA: CAMPAÑAS MILITARES EN LA... 175 Aguilar y Valdecañas, quienes abogaron por sitiar Cardona. Viendo al ejér-cito borbónico muy superior en número, Starhemberg optó por posicionar a sus 17.000 hombres en un campo atrincherado en torno a Prats de Rey, donde el 17 de septiembre contuvo el primer impulso de los contrarios y los repetidos ataques que se sucedieron hasta finales de octubre. A continuación los aliados destacaron tropas para intentar sorprender sin éxito Tortosa el 25 de octubre y Vendôme retomó la propuesta de apoderarse de Cardona a mediados de noviembre. La ciudad fue tomada al asalto, pero la guarnición se retiró al castillo y resistió hasta ser socorrida por Starhemberg a finales de diciembre. El levantamiento del sitio de Cardona precedió a la retirada de Noailles hacia Gerona después de intentar apoderarse de Hostalrich. Las fuerzas borbónicas padecieron durante este período una extrema escasez de víveres, alargándose sus líneas de abastecimiento hasta Aragón y siendo precisas partidas muy numerosas para hacer acopio de forrajes en un territo-rio infestado de migueletes. Mientras estas operaciones se desarrollaban en Cataluña aconteció un suceso que cambiaría decisivamente la suerte de la guerra. El 17 de abril de 1711 murió el emperador José I dejando a su hermano, el archiduque, sucesor del Sacro Imperio Romano Germánico. El archiduque Carlos em-barcó en Barcelona el 27 de septiembre y fue coronado en Frankfurt el 22 de diciembre con el nombre de Carlos VI de Habsburgo. Ya no volvería nunca más a España, donde su mujer Isabel Cristina de Brunswick quedó como gobernadora en Barcelona. El acceso de Carlos al solio imperial modificó radicalmente los intereses de las partes en conflicto y facilitó las negociacio-nes de paz, iniciadas en enero de 1712 en la localidad de Utrecht. Felipe V, aprovechando el comienzo de las reuniones que acabarían en el tratado de Utrecht, intentó conseguir algún contundente éxito militar en Cataluña para presentarse de cara a la opinión internacional como el vence-dor de la guerra. Para ello concentró sus tropas en Tortosa al objeto de avan-zar hacia Barcelona paralelo a la costa. Pero la muerte de Vendôme en Vi-naroz y los refuerzos que Starhemberg había recibido de Italia retrasaron los planes borbónicos. Mientras el príncipe Tserclaes se hacía cargo del ejército de las Dos Coronas, los aliados avanzaron con más de 20.000 hombres hacia el valle del Segre, ocupando buena parte del territorio abandonado el año anterior, y cercaron Gerona con otros 10.000 hombres. Ante esta imprevista y vigorosa reacción, Tserclaes se vio obligado a desplazar de nuevo el centro de gravedad hacia Lérida, mientras el marqués de Fiennes66 trataba de soco-rrer infructuosamente la plaza de Gerona. Sin embargo, la causa austracista 66  Maximilien François, I marqués de Fiennes (1669-1716). Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2014, pp. 149-182. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014
To see the actual publication please follow the link above