Page 268

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014

268 ANEXO 3 siempre de todas las Naciones, se halla indispensablemente empeñada nuestra Real autoridad y cariño que nos deve la Nacion Española de aplicar los esfuer-zos de las Armas, para procurar, la restauracion, y seguro goze de su libertad, Fueros y Privilegios, atropellados en todas partes del Usurpador de nuestra Corona; y son tan singulares las asistencias que nos otorga la poderosa mano de Dios para adelantar nuestra justa causa, que no solo avemos conseguido, el redimir del intolerable yugo de Francia la fidelissima Nacion Catalana, pero logrado el consuelo de mantenerla en nuestro suave Dominio, precisando al Duque de Anjou, que con ejército poderoso de Francia, ponia el sitio por Mar, y tierra a esta Capital a afrentosa retirada (...) Por lo que ofreciendo la Divina Providencia a mis Vasallos Españoles, la ocasion de salir de su cautiverio, mediante los felizes progresos que consiguen nuestras Armas y Exercitos de nuestros Aliados en una y otra parte, y quedando resueltos de adelantarnos, quanto antes, azi nuestra Real Silla de Madrid, para acabat las calamidades y desastres de la presente guerra; Esperamos no tardarán los restantes Dominios de España, cumplir con su obligación y aclamar nuestro Real Nombre, para merecer con nueva fineza, el olvido de su falta pasada, y no pudiendo sufrir en adelante nuestra Real Dignidad la pertinencia de los ingratos o floxedad de los dudosos; hemos resuelto publicar este tercero, y ultimo Monitorio, en cuya virtud, mandamos, y ordenamos a todos los Virreyes, Governadores (...) y generalmente a todos nuestros Vassallos, que al presente se hallan en el continente de España nos reconozcan por su legítimo Rey y Señor natural (...) Seran admitidos aun de nuestra benevolencia y paternal amor todas y cualesquier personas, ciudades, villas y territorios que, en el preciso termino, obedezcan a este ultimo llamamiento, y asi seran conservados en el goce de sus fueros, inmunidades y cualesquiera privilegios (...); al contrario, aquellos que dejen expirar el preciso termino perentorio sin tomar el debido recurso de nuestra pronta benignidad y ejecutar lo que pide nuestra misma convenien-cia, honra y amor a la patria, apurando con atrevida obstinacion nuestra larga paciencia, seran declarados por rebeldes y traidores a su rey y su patria; las comunidades y territorios perderán todos sus privilegios y prerrogativas; los bienes y haciendas de los particulares seran aplicados a nuestro real fisco, y todos sentiran los efectos de nuestra real indignacion...». AHN. Archivo Histórico Nacional , Estado, leg. 281. 6.- Rivalidad por la preeminencia entre los reinos españoles. «El encono que habían concebido los naturales de la Corona de Aragón contra Castilla era el mayor; tan recíprocamente se ofendían que no es posible


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014
To see the actual publication please follow the link above