Page 44

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014

44 JOSÉ CEPEDA GÓMEZ Un papel primordial en el proceso de recuperación de estos años de tran-sición entre los siglos XVII y XVIII lo ocupa una generación de «revolu-cionarios de la Ciencia», despectivamente llamados novatores en su época y que hoy son considerados como los paladines de la necesidad de importar la ciencia moderna en España, preparando el camino a los futuros ilustrados. En diversos puntos de la península como Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza o Barcelona estos introductores de los nuevos métodos de experimentación científica, conectados epistolarmente con Europa, críticos con el atraso de la ciencia «nacional» y precursores del espíritu erudito y ordenador del siglo XVIII, van a ser vivos ejemplos de que algo está cambiando profundamente en la España del último de los Austrias. En 1681 se elaboran unas ordenan-zas para un hospital zaragozano que tenía secciones especializadas (cirugía, enfermedades contagiosas) y médicos de guardia y un boticario responsabi-lizado de la farmacia y se consideraba a los locos enfermos a los que había que recuperar y no solo aislar. De 1682 es una real pragmática que trata de conciliar las actividades económicas con el estatus nobiliario, reaccionando tímidamente contra la «deshonra legal» del trabajo: los nobles podían tener industrias y negocios, pero no trabajar con las manos. Al margen de la lamen-table figura del rey Carlos II, el cambio de coyuntura económica, demográfica e, incluso, intelectual, se produce antes de la llegada de los Borbones. Desde luego que esta nueva dinastía acentuará el proceso, agilizará las reformas, potenciará el impulso renovador, pero el camino que se encuentran en 1700 está ya marcado tenuemente por los hombres de gobierno anteriores. Piénsese, por ejemplo, que dos de las instituciones que se han tenido siempre como más representativas del reinado de Felipe V –la Real Academia de la Lengua y la Real Junta de Comercio– no son sino «refundaciones» u «ofi-cializaciones ». Desde 1690 se reunían en la casa del marqués de Villena una serie de amigos que hablaban de gramática y literatura y serán los mismos que, desde que el primer Borbón dio en 1714 el patronazgo, se conviertan en los primeros académicos de la Lengua. Por su parte, lo que Felipe V hizo en 1729 es remodelar una Real y General Junta de Comercio que se había creado en 1679. Y esta institución ya tenía como uno de sus principales objetivos el de potenciar la industria bajo la dirección estatal y trajo a España a artesanos extranjeros que instalaron talleres, como harían los Borbones del siglo XVIII. Hay también gran interés en los gobiernos del último Austria por la explota-ción colonial de las Indias desde criterios mercantilistas y también aquí son precursores de lo que harán los ministros ilustrados. La Recopilación de las Leyes de Indias, aunque culminaba un proceso iniciado mucho tiempo atrás y estaba motivado por la necesidad de sistematizar todos los textos legales de la América Española, se publicó en 1680. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2014, pp. 39-54. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014
To see the actual publication please follow the link above