Page 51

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014

EL EJÉRCITO DE LOS AUSTRIAS Y LA CRISIS SUCESORIA DE LA... 51 tornos. Y mucho más desde 1703, en que se produjo el cambio de bando de Portugal. Lisboa había reconocido a Felipe V como rey de España, pero la habilidad diplomática de los representantes de Londres (con el embajador Lord Methuen a la cabeza), junto con la interesada actitud de París al obligar a Felipe V a quitar el monopolio de la trata de negros a los portugueses para dárselo a una compañía francesa10, llevaron a Pedro II de Braganza a romper con Madrid y unirse a los aliados. El mapa estratégico cambió radicalmente y Portugal pasó a convertirse en la fundamental cabeza de playa antiborbó-nica; desde sus bases, terrestres y navales, los aliados atacaron en los diez años siguientes a los soldados y marinos de Felipe V y Luis XIV. Algunas notas sobre el reformismo militar durante la guerra de Sucesión El modelo militar de los Austrias estaba en declive al comenzar el si-glo XVIII y eso era sobradamente conocido por todos, especialmente por los propios militares españoles, como decíamos arriba. De hecho, los dos candidatos al trono español, el Borbón y el Austria, trataron de enfrentarse a esas necesarias reformas militares. Es poco conocido que Carlos (III) de Habsburgo ordenó en 1706 la elaboración de unas Ordenanzas Militares del Archiduque que quedaron manuscritas en el Archivo Histórico Nacional11. De las que puso en marcha Felipe V tenemos muchas pruebas y resultados. Al fin y al cabo, hoy sabemos que fue durante su reinado cuando se sientan las bases de los ejércitos permanentes españoles. Porque debemos insistir aquí que, pese a que los historiadores han venido otorgando a Carlos III de Borbón el protagonismo en las reformas militares (empezando por las célebres Ordenanzas de 1768), la pura realidad es que fueron los años del reinado de su padre Felipe V cuando se «dictaron normas, ordenanzas y reglamentos que conforman las bases constructivas de la nueva arquitectura militar borbónica» (Dra. Herrero, pág. 92). En 1701 y 1702 ven la luz las primeras Ordenanzas, llamadas de Flan-des porque allí se publicaron. El modelo que se proponía seguir era, natu-ralmente, el francés. En esos textos se ponían las bases de la nueva planta militar. Uno de sus pilares esenciales viene definido por la idea de ejército 10  Sobre este tema vid. SANZ AYÁN, Carmen: «La Guerra de Sucesión (1700-1714). Un con-flicto por el dominio del asiento de negros», en VARIOS: En nombre de la paz. La Guerra de Sucesión Española y los Tratados de Madrid, Utrecht, Rastatt y Baden. 1713-1715, Madrid, ACE-Fundación Carlos de Amberes, 2014, págs. 125-138. 11  Vid. el trabajo de María Dolores HERRERO FERNÁNDEZ-QUESADA: «El nuevo modelo de ejército en el contexto de la Guerra de Sucesión Española», págs. 91-106 de En nombre de la paz… Las páginas que siguen deben mucho a ese artículo. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2014, pp. 39-54. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014
To see the actual publication please follow the link above