Page 77

REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014

EL EJÉRCITO EN EL MARCO INSTITUCIONAL DE LA NUEVA... 77 cabo la reforma más significativa en orden a garantizar el reemplazo de los efectivos para mantenerlos al completo. Reajustes orgánicos Con independencia de la guerra y las preocupaciones que depara, entre la Ordenanza de 1704 y la de 1728 la atención preferente es para el recluta-miento. Finalizada la guerra, en Infantería, según el reglamento de 20 de abril de 1715, el número de compañías por batallón quedó fijado en 13 y se podían levantar regimientos de uno o dos batallones de 520 hombres cada uno, de manera que los efectivos del arma por entonces se podían calcular en 52.000 soldados, agrupados en 100 batallones y 62 regimientos, de los que 37 eran españoles, 14 valones, 6 italianos y 5 irlandeses. En 1717 una real cédula in-trodujo el procedimiento siguiente: partidas con personal de los regimientos, mandadas por oficiales subalternos y compuestas por varios sargentos y cabos, eran destacadas unos seis meses a una región, donde plantaban la bandera y reunían los voluntarios hasta regresar a su unidad de procedencia. Con este procedimiento, unido al cambio de nombre de los regimientos, desaparecía la relación directa y estrecha entre el soldado y el jefe a cuyas órdenes servía, de modo que desde entonces se generalizó la expresión de «ir a servir al rey» y no a tal o cual general34. En cuanto a la Caballería, la real orden de 26 de septiembre de 1716 la reducía a 19 regimientos con 3.800 caballos y dos años después, el 30 de abril de 1718 se implantaba la «Ordenanza para el ejercicio de la Caballería y Dra-gones », que se mantuvo vigente hasta la aplicación de la Ordenanza de 1728. También experimentó una reducción de efectivos la Artillería, pues los tres batallones en 1717 se convirtieron en dos con un total 1.701 plazas, aunque con motivo de las expediciones organizadas por Alberoni a Italia hubo que formar un nuevo batallón y reclutar 400 plazas nuevas, pero fue un aumento 34  Para las cuestiones orgánicas que siguen, remitimos a la obra clásica de PORTUGUÉS, Joseph: op.cit. y a las obras generales de: ALONSO BAQUER, Miguel y HERNÁNDEZ SÁNCHEZ-BARBA, Mario (dirs.): Las Fuerzas Armadas españolas: historia institucional y social, vol. I. Alhambra, Madrid, 1987; GIL OSSORIO, Fernando: Organización de la Artillería española en el siglo XVIII. Servicio Histórico Militar, Madrid, 1981; el t. I del Estudio histórico del Cuerpo de Ingenieros del Ejército. Inspección de Ingenieros, Madrid, 1987; VIGÓN, Jorge: Historia de la artillería española, t. I. CSIC, Madrid, 1947; Albi de la Cuesta, Julio, Stampa Piñeiro, Leopoldo y Silvela Milans del Bosch, Juan: Un eco de clarines. La Caballería española. Tabapress, Madrid, 1992. Herrero Fernández-Quesada, Mª Dolores, Frontela Carreras, Guillermo, Verdera Franco, Leoncio y Medina Ávila, Carlos: Al pie de los cañones. La Artillería española. Tabapress, Madrid, 1993, que nos dispensan a nosotros de pormenorizar en más referencias. Revista de Historia Militar, II extraordinario de 2014, pp. 55-86. ISSN: 0482-5748


REVISTA HISTORIA MILITAR EXTRA II 2014
To see the actual publication please follow the link above