¿Por qué invertir en defensa?

BOLETIN OBSERVACION TECNOLOGICA DEFENSA 39

editorial ¿Por qué invertir en defensa? Los fondos destinados a I+D, así como la promoción de la tecnología, han jugado un destacado papel en el desarro-llo de tecnologías cotidianas como los teléfonos móviles, internet o los ordenadores, que tuvieron sus orígenes en organismos de defensa. Por ello podemos afirmar orgu-llosos que las inversiones en defensa originan desarrollos tecnológicos que influyen en nuestro día a día. Europa tiene un profundo conocimiento tecnológico y una base industrial de defensa considerable. En datos del 2010, la industria de defensa de los países miembros de la Agencia Europea de Defensa (EDA) empleó directamente a más de 700.000 personas y es líder mundial en un gran número de tecnologías. Como ejemplo, se puede destacar el sector aeroespacial, con más del 60% de exportaciones fuera de Europa en ese año, pero son otras muchas sus áreas de negocio. Así, los aviones comerciales, la energía nuclear, los microprocesadores, las comunicaciones espa-ciales o los sistemas de observación de la tierra al diseño en 3D, todos son ejemplos con origen en desarrollos tec-nológicos de defensa, y que además han sido capaces de crear una infraestructura civil independiente que ha creci-do por su cuenta, aportando múltiples soluciones comple-mentarias y productos finales específicos. Los beneficios económicos asociados a la producción in-dustrial en defensa y su impacto en el crecimiento son más que importantes. Junto a ellos hay que tener en cuenta que el mantenimiento de un nivel alto de seguridad favo-rece a la estabilidad y al crecimiento económico de las na-ciones, como ha pasado en los últimos 70 años en gran parte de Europa y América del Norte. Y eso solo se logra con esfuerzo e invirtiendo en capacidades para la defensa, que cada vez tienen más conexión con las de otras orga-nizaciones civiles. Con el presupuesto de defensa de los países de la EDA, la industria de defensa debe ser capaz de contribuir cla-ramente al crecimiento económico europeo, aunque éste sea un beneficio secundario para la propia defensa. Boletín de Observación Tecnológica en Defensa n.º 39. Segundo trimestre 2013 3


BOLETIN OBSERVACION TECNOLOGICA DEFENSA 39
To see the actual publication please follow the link above