Page 106

MEMORIAL CABALLERIA 74

Varios Noticias del Arma Orgánica y Materiales Empleo Táctico y Operaciones Historia 104 DOCUMENTO En realidad fue el General Picasso, en su famoso in-forme, quien eligió a Silvestre como cabeza de turco. La mayoría de los historiadores que se han acercado al tema, le han seguido. Sin hacer un mínimo análisis de sus ar-gumentos, han utilizado con reiteración las conclusiones del citado Juez Instructor contra el comandante general de Melilla. Así ha quedado injustamente como el único y principal responsable de la derrota. Seguramente, por-que era la autoridad militar más elevada contra quien le dejaron actuar. Efectivamente, el 15 de agosto de 1921 había solicitado informes sobre los planes previstos para el protectorado antes del Desastre por la Alta Comisaría y el Ministerio de la Guerra a los titulares de ambas institucio-nes. Nueve días después le fueron denegados por Real Or-den, advirtiéndole que su instrucción no debía “extenderse a los acuerdos, planes o disposiciones del alto comisario, concretándose a los hechos realizados por los jefes, oficiales y tropa en las operaciones”9, prohibición reiterada el 1 de septiembre por iniciativa de Berenguer y vuelta a denegar por telegrama del nuevo ministro de la Guerra, La Cierva. Por tanto, resulta hipócrita el discurso del vizconde de Eza en el Congreso, pronunciado el 22 de noviembre de 1922; afirmaba, entonces, que en la intervención de otro parla-mentario, Marín Lázaro, se había “acreditado que en el Expediente Picasso no hay sino motivos de irresponsabilidad para los ministros que estaban en el poder cuando los luctuosos sucesos de Melilla”. Picasso, para fundamentar su tesis de que Silvestre actuó “distanciándose, a lo que puede juz-garse, de las miras del alto mando”, es decir, por su cuenta y “rebasando al límite racional la ca-pacidad de sus medios de acción, sin exacta apreciación de las circunstancias políticas regionales”, utilizó, en el “expediente” que instruyó, un telegrama de fecha 13 de noviembre de 1920, firmado por el alto comisario y dirigido al ministro de la Guerra. En el texto, Berenguer informaba de que en sus proyectos “no entraba intensificar por entonces la acción por la parte de Melilla”. El juez instruc-tor, para que el telegrama le sirviera, suprimió la parte que añadía: “y como siempre es conveniente ir ganando el terreno que se pueda en las ocasiones favorables, autorizaría al general Silvestre para hacer lo que propone, si VE no ve en ello inconveniente de momento”10. Lo que Silvestre proponía eran las operaciones planeadas por el general Aizpuru, su antecesor en el cargo de comandante general de Melilla, contra las cabilas de Beni Ulixech y Beni Said. Para disipar cualquier duda, Berenguer expresaba incluso su conformidad: “cuyo plan de desarrollo estimo acertado”. Es curioso que Car-dona, historiador militar, se diera cuenta de que el telegrama era del año anterior y por ello afirmara que Silvestre ya había actuado por su cuenta en el 20. Es otra acusación falsa contra el comandante general recogida en su libro citado en la nota 4 (página 75). Si se hubiera molestado en buscar el telegrama en el expediente, que como él tanta gente dice haber leído, y no haberse conformado con las conclusiones del mismo, podría no haberse equivocado. Estas operaciones fueron aprobadas por los ministros de Estado y Ejército y se llevaron a cabo con éxito. Además, Silvestre fue felicitado por ello, lo que hace incomprensible la utilización parcial del telegrama del año 20 por el juez, que le descalifica absolutamente. No es suficiente la descrip-ción de la excelente hoja de servicios de Picasso para defenderle; la tergiversación de los hechos es evidente y vergonzosa y no solo en este asunto. General D. Manuel Fernández Silvestre 9 Galbán Jiménez, Manuel. España en África. Madrid: Imprenta del Servicio Geográfico del Ejército, 1965. 10 El telegrama se conserva en el propio “Expediente” (Archivo General Militar) y Caballero Poveda en sus artículos de la Revista Ejército lo reproduce completo.


MEMORIAL CABALLERIA 74
To see the actual publication please follow the link above